FOTO: Richard Prince/Cadillac

Wayne Taylor Racing ha ganado las “24 Horas de Daytona” por tercera vez en los cuatro últimos años.

Ryan Briscoe, Renger Van der Zande, Scott Dixon y Kamui Kobayashi dominaron la edición 58 del evento, que se realizó este fin de semana, tras mantener a raya a sus rivales de Mazda y Acura y recuperarse de dos sanciones a lo largo del recorrido. 

A pesar de que Briscoe recibió una penalización en el final de la Hora 19 por ignorar una luz roja en fosos, la bandera amarilla que generó el incendio del Lamborghini de Tatiana Calderón lo devolvió a la vuelta del líder, lo que el australiano aprovechó para pasar de tercero a primero en menos de dos horas.

VER: Resultados extraoficiales

Tanto Briscoe como Kobayashi, quien se encargó de terminar la carrera, implantaron un margen de 1m05s del Mazda No. 77 de Jarvis-Pla-Nunez. La escuadra completó 833 vueltas (4772.477 km), un récord en la historia del evento, y lideró 433.

Dixon se convierte en el 12º piloto en obtener la victoria absoluta en, al menos, tres ocasiones, además de que es la cuarta en cualquier categoría, contando la de 2018 con Ford.

Para Kobayashi y Van der Zande es la segunda a nivel general, y para Briscoe es la primera (más dos en clase). La escuadra de Taylor llegó a cuatro visitas a lo más alto del podio (2005, 2017, 2018 y 2020), mientras Cadillac se mantiene invicto por cuarta vez al hilo.

En tercer puesto finalizó el Cadillac No. 5 de JDC, adelante del Penske No. 6 de Juan Pablo Montoya, cuyo Acura se quedó sin ritmo y perdió cinco giros.

Ben Hanley, Henrik Hedman, Colin Braun y Harrison Newey le dieron a DragonSpeed su segundo triunfo al hilo en la división LMP2. La alineación tomó la primera plaza en el último cuarto del recorrido y no la volvió a soltar, en especial porque el PR1 Mathiasen sufrió problemas en las primeras horas del domingo.

Rahal Letterman Lanigan Racing también salió victorioso por segunda vez consecutiva, tras una lucha épica que protagonizó en GTLM con la dupla de Porsche, en la que el BMW M8 intercambió el liderato con los dos 911 RSR en ocasiones reiteradas.

REPORTES: Inicio, Parte 2, Parte 3, Parte 4

A 46 minutos del final, y después de intentos múltiples, Jesse Krohn rebasó a Nick Tandy a la salida de la Curva de la Herradura Internacional. Acto seguido, el finlandés, haciendo equipo con John Edwards, Chaz Mozzert y Augusto Farfus, elaboró su último ingreso a fosos y se escapó con el BMW M8, que se anotó su segunda victoria consecutiva. El cuarteto lideró 428 giros.

Donde hubo un vencedor distinto fue en la clase GTD, en la que los problemas tempranos del GRT No. 11 y la caída de Porsche Pfaff No. 9 que dominó la etapa inicial, abrió la terna de contendientes.

Al final, Paul Miller Racing, con el Lamborghini No. 48 y con Madison Snow, Bryan Sellers, Corey Lewis y Andrea Caldarelli, ganaron con margen de 22s sobre el GRT Magnus No. 44 de Lally-Potter-Pumpelly-Mapelli. La casa italiana ya liga tres victorias en esta división.

Calderón, en la alineación femenina de GEAR Racing Lamborghini, se retiró tras varias fallas mecánicas y un incendio.

Kyle Busch, campeón de Copa NASCAR que también debutó en el evento, terminó noveno entre los GTD con Lexus AIM Vasser Sullivan.