FOTO: Joe Portlock/LAT Photo/FIA F2 Championship

Juan Manuel Correa se sometió a una operación de 17 horas durante el domingo pasado, misma que los médicos consideraron exitosa.

El ecuatoriano-estadounidense ha estado internado desde que se involucró en el accidente de Fórmula 2 que cobró la vida de Anthoine Hubert, en Spa-Francorchamps, a fines de agosto.

Inicialmente fue llevado a un centro médico en Lieja con lesiones graves en las piernas, pero días después, sus pulmones se llenaron de líquido y lo tuvieron que colocar en coma inducido, a través de una máquina de soporte vital ubicada en Londres.

Después de reponerse de este padecimiento, una carrera contra el tiempo inició, ya que debía recuperarse rápidamente del coma para someterse a otra intervención que le salvaría sus piernas, en especial la derecha. Incluso, rechazó la opción de amputación.

En su primera declaración a la opinión pública, emitida la noche de este jueves en Europa, dijo: “Estas últimas semanas han sido extremadamente duras, más duras que cualquier cosa que haya enfrentado tanto física como mentalmente”.

“Entiendo mi futuro con respecto a la recuperación de mis piernas, específicamente mi pierna derecha (que) aún es bastante incierta, y que mi rehabilitación física será extremadamente larga y complicada”.

“Todavía estoy procesando todo lo que ha, y está, sucediendo. Quiero agradecer a cada persona que de una forma u otra me ha mostrado su apoyo. Me siento honrado por la cantidad inmensa de mensajes de cuidado y afectuosos que he recibido”.

“Gracias a todos desde el fondo de mi corazón, y sepan que su aliento y positivismo han marcado la diferencia”.

En el comunicado, los médicos afirman que la cirugía del domingo pasado fue “un éxito”, pero los tres días posteriores al procedimiento fueron cruciales para su condición.

“Los días posteriores a la cirugía fueron estresantes ya que, a pesar de considerarse un éxito en la sala de operaciones, las siguientes 48-72 horas fueron críticas en el resultado final del procedimiento de la cirugía Flap (de colgajo ortopédico y fijación externa)”.

“Ahora, (siendo) jueves, y más de 72 horas después, los médicos confían en un procedimiento exitoso mientras están bajo observación cuidadosa”.

“Durante el procedimiento, los médicos se vieron obligados a extraer más material óseo del que anticiparon y resolver varios problemas de los vasos sanguíneos, pero afirman que se logró el objetivo principal de la cirugía.

“Juan Manuel permanece en un hospital de Londres y está programado para una cirugía adicional menos compleja dentro de dos semanas”.

Correa permanecerá en el hospital londinense por seis semanas más, para después iniciar el periodo de rehabilitación y cirugías correctivas adicionales.