FOTO: Wolfgang Wilhelm/Mercedes AMG F1

Así como George Russell, Valtteri Bottas ha estado luchando contra una enfermedad durante todo el fin de semana en Abu Dabi.

El finlandés, cuyas posibilidades de un buen resultado se vieron frustradas antes de que comenzara el fin de semana al necesitar un cambio de motor, dijo después de la calificación de este sábado que había empezado a sentirse peor desde que aterrizó en Emiratos Árabes Unidos.

Aunque el piloto de Mercedes terminó la calificación en segundo lugar, tendrá que iniciar desde la parte final de la parrilla, después de dos reemplazos de unidad de potencia.

“Bueno, ya me siento mejor que hace un par de días”, comentó Bottas, quien no veía físicamente mal durante la conferencia de prensa.

“He estado bastante enfermo esta semana desde el lunes por la noche. Así que cuando viajé aquí, empeoró. Pero en el auto, no importa. Sabes, la adrenalina entra y te sientes normal”.

Bottas fue el más rápido en las dos prácticas del viernes, pero no pudo igualar el ritmo de Hamilton en la etapa decisiva de la calificación, terminando 0.194s detrás suyo. De hecho, reconoció que el británico quizá estaba fuera de su alcance, incluso con una vuelta perfecta.

“Esa vuelta estuvo bien”, agregó Bottas. “Creo que todavía sentí que Lewis era un poco más rápido y creo que también éramos un poco diferentes con una configuración al final de la calificación”.

“Me sentí un poco más cómodo ayer con el auto en general, pero obviamente para mí, lo único que estaba intentando tener en mente era la carrera, porque sabía que iba a comenzar el último”.

A pesar de su circunstancia, Bottas insiste en que todo será posible en la carrera, especialmente si sucede algo “loco”.

“No tiene sentido establecer límites para mañana. Tendremos un espíritu de lucha bueno, aprovecharemos todas las oportunidades que habrá mañana”, afirmó. “Habrá algunas y ya sabes, hemos visto carreras locas este año. Mira hace dos semanas en Brasil”.

“Cualquier cosa es posible. Espero con ansias venir, aprovechar esas oportunidades y, lo más importante, divertirme en el auto”.