FOTO: Helena El Mokni/Hyundai Motorsport GmbH

Las últimas carreras no han resultado a su favor, pero Thierry Neuville busca consagrar el mejor año que ha tenido en el WRC con su primer Mundial.

Con un historial caracterizado por su inconsistencia en resultados, además de estar a la sombra de Sébastien Ogier cuando era parte de Citroën, el belga puede dejar sus antecedentes en el olvido al tener la posibilidad de consumar la consolidación del proyecto que Hyundai inició en 2014 con un título de pilotos, el cual se le ha negado en los dos últimos años.

“Los rallies recientes no han ido a nuestra manera y ahora nos encontramos involucrados en una batalla increíble e intensa por el campeonato”, dijo. “Todas las constructoras y equipos han tenido altas y bajas esta temporada, pero necesitamos poner todo esto detrás de nosotros y enfocarnos en un fin de semana perfecto en Australia”.

Neuville comprende la necesidad de manejar sin errores. Hace un año, aprovechó el abandono de su entonces coequipero Andreas Mikkelsen para tomar el liderato en el penúltimo día; en las etapas finales, tras correr con suerte al no accidentarse mientras la puerta del conductor se abrió por accidente, contuvo a un Jari-Matti Latvala que se accidentó en el Power Stage.

En el Mundial en curso ha sumado victorias en Suecia, Portugal e Italia, esta última en un duelo inolvidable contra Sébastien Ogier, a quien en su momento le sacó 23 puntos de diferencia; sin embargo, una suspensión rota en Turquía y errores de manejo en Gales y España, donde Ogier ganó y quedó segundo, le quitaron el impulso.

Hoy, es uno de los tres pilotos elegibles para proclamarse campeón al llegar a Australia tres puntos detrás del integrante de M-Soort, pero el hecho de no abrir el camino durante el primer día podrían darle un beneficio pequeño, pero que puede ser suficiente para hacer diferencia.

“Esto solo ofrece una ventaja pequeña, pero todo cuenta ahora”, afirmó. “Ganamos desde esa posición hace 12 meses y apuntaremos al mismo resultado el fin de semana próximo. Esa será la mejor manera de tomar el título”.

Además de ser el ganador defensor, Neuville terminó entre los primeros siete lugares en sus seis participaciones Rally de Australia, incluyendo un segundo sitio en 2013 y un tercero en 2016.