FOTO: McLaren Media Centre

McLaren confirmó que todos los miembros de su equipo de Fórmula 1 que permanecían en Australia ya regresaron a sus hogares de manera segura.

A raíz de que un empleado dio positivo por coronavirus en el Gran Premio en Melbourne, un total de 16 miembros fueron puestos en cuarentena, para asegurarse de que no habían sido infectados.

Otra parte del personal, incluido el Director de Carreras, Andrea Stella, se quedó en Melbourne para ofrecer apoyo a sus colegas, que permanecieron en habitaciones de hotel.

Pero como el período de aislamiento de dos semanas llegó a su fin y las autoridades australianas quedaron satisfechas de su evolución de salud, los miembros del equipo regresaron a Reino Unido a principios de esta semana.

“Nos complace confirmar que a partir de ayer por la noche, todo el personal del equipo que se encontraba en aislamiento voluntario en Melbourne, así como la gerencia que se había quedado con ellos, ahora han regresado a casa de manera segura”, indica un informe que se emitió este jueves.

Cuando el miembro del equipo contrajo el COVID-19, McLaren se retiró de la apertura de temporada de F1, una decisión que desencadenó una secuencia de eventos que derivó en la cancelación de la carrera en Albert Park.

Reflexionando sobre esa decisión, el Jefe Ejecutivo de McLaren, Zak Brown, afirmó que el equipo nunca dudó de que fuera la decisión correcta.

“Aunque todos somos corredores y estábamos ansiosos por llegar a la pista, fue una decisión fácil de tomar”, detalló. “Proteger el bienestar de nuestro equipo siempre es la prioridad número uno.

“Tenemos el deber de cuidar a nuestra gente, los aficionados y las partes interesadas más amplias de la F1, y es por eso que informamos a la Fórmula 1 y a la FIA de nuestro retiro poco después de escuchar el jueves por la noche que un miembro del equipo había dado positivo”.

Hasta ahora, la F1 pospuso seis Grandes Premios y cancelado dos: Australia y Mónaco.