FOTO: Scuderia Ferrari Press Office

Ferrari hizo oficial este martes que utilizará la tercera especificación de sus unidades de potencia en su Gran Premio de casa, el italiano, del fin de semana próximo.

El inicio de año fue problemático para la fábrica de Maranello, ya que para tratar de mejorar el rendimiento de sus monoplazas en el arranque de la etapa europea del Mundial de Fórmula Uno, estrenaron en España (y no en Mónaco, como acostumbran) la segunda versión de sus motores.

Por ello, será en Italia, un circuito muy dependiente de las velocidades en línea recta, que introducirán la denominada “Spec 3”, a la espera de que no tengan que hacer cambios en los ocho eventos restantes que requieran que Sebastian Vettel y/o Charles Leclerc penalicen lugares en la parrilla de salida.

“Monza es una pista en la que corremos a velocidades promedio muy altas, con rectas largas y frenado pesado, con un paquete de carga aerodinámica baja. Este fin de semana, planeamos presentar nuestra tercera unidad de potencia”, destacó Mattia Binotto, director del equipo.

“Vimos en Bélgica que, para ganar, debemos hacer todo a la perfección y nuestro objetivo es hacer eso exactamente también en Monza. No habrá margen de error. Nuestra carrera en casa siempre es importante, pero eso es especialmente cierto esta vez, ya que estamos celebrando los 90 años de Scuderia Ferrari”.

Ferrari optó por no tomar la unidad nueva, que incluye el motor de combustión, turbocargador y MGU-H, para la competencia de Bélgica, a diferencia de los coches de los pilotos de Haas, Romain Grosjean y Kevin Magnussen, junto con Antonio Giovinazzi, de Alfa Romeo Racing, aunque el del italiano explotó durante la calificación.

Se espera que Kimi Raikkonen reciba una mejora pronto, pero él sí tendrá que penalizar, ya que llegó a su cantidad máxima disponible en sus componentes.

Durante el fin de semana en Spa, Autosport le preguntó al director del equipo qué tan útil era que sus socios utilizaran el nuevo motor temprano, pero él respondió que no era para obtener datos adicionales para beneficio propio o detectar problemas potenciales con sus propiulsores.

“La razón no es obtener datos reales, porque para cuando se introduce una unidad, debe ser confiable, totalmente confiable, homologada y validada en el dinamómetro”, explicó.

“La razón por la que lo estamos introduciendo (hasta Italia) es porque estamos en escenarios diferentes en términos de asignaciones y en términos de kilometraje, y ciertamente al dividir el armado de los motores, lo hace mucho más fácil en la fábrica”.

Ferrari busca su primera victoria en Monza desde 2010.