Jérôme d’Ambrosio en el ePrix de Sanya de 2019 (FOTO: Joe Portlock/LAT Images)

El brote del coronavirus (19-nCoV) ha obligado a la Fórmula E a posponer la competencia que se realizaría en Sanya el 21 de marzo próximo.

La determinación, comunicada desde este viernes a los miembros de la categoría y compartida a la opinión pública este domingo, llega tres días después de que la Organización Mundial de la Salud declarara la epidemia como “emergencia internacional”.

Aunque se maneja cambiar de fecha para formar una gira asiática ininterrumpida con Seúl (3 de mayo) y Yakarta (6 de junio), aún no se descarta una cancelación definitiva, dependiendo del desarrollo de la situación.

VER: ¿Peligra la FE en México?

En ese caso, el campeonato debería encontrar un reemplazo para mantener 14 rondas, lo cual puede ocurrir si se añade una sede nueva en Europa y algún ePrix actual se convierte en fecha doble.

“Dadas las preocupaciones sanitarias actuales crecientes y con la Organización Mundial de la Salud declarando que el coronavirus es una emergencia internacional, la Fórmula E ha tomado las medidas necesarias para garantizar la salud y la seguridad de su personal de viaje, participantes en el campeonato y espectadores, que sigue siendo de suma importancia”.

“Estamos trabajando estrechamente con nuestro socio regional y las autoridades locales en la provincia de Hainan y el gobierno municipal de Sanya, para continuar monitoreando la situación a medida que se desarrolla”.

“Todas las partes tomarán la cantidad de tiempo adecuada para estudiar la viabilidad de posibles fechas alternativas en caso de que la situación mejore”.

Tom Dillmann, cuando participaba con NIO Formula E Team, hoy llamado NIO 333 (FOTO: Sam Bagnall/LAT Images)

El jueves, un directivo de la serie explicó a medios mexicanos el proceso en el que se toman este tipo de decisiones, lo cual también ocurrió con la salida de Hong Kong del calendario y estuvo cerca de pasar con Santiago, Chile, ambas por la inestabilidad política actual.

“Lo primero es la seguridad, tanto de la organización como de las marcas, de los pilotos y los equipos que van, hay unos protocolos de cuándo se toma una decisión si se cancela o no una carrera”, explicó Álvaro Buenaventura, Director Comercial para Latinoamérica.

La posposición significa que las competencias de la Fórmula E y el WEC ya no coincidirán en lo que resta del semestre, a reserva de la fecha nueva de Sanya.

Las “1000 Millas de Sebring” del WEC se agendaron para el viernes 20 de marzo, por lo que había pilotos cuya participación estaba en duda.

Antonio Felix Da Costa, quien corre con DS TECHEETAH en FE y Jota Sport en resistencia, se iba a perder la carrera en Sebring, y de hecho la lista preliminar de inscritos no incluía su nombre.

Sébastien Buemi, James Calado y Nyck De Vries también tenían esta disyuntiva, al competir en ambas categorías.

La FIA se mantiene atenta al desarrollo de la emergencia, ahora con la celebración del Gran Premio chino de Fórmula 1 como prioridad.