FOTO: ABB Formula E

Una polémica nueva surgió este fin de semana en el mundo de eSports con pilotos profesionales.

Ahora fue el turno de la Fórmula E, que reveló una serie de sanciones para Daniel Abt, ya que contrató a un piloto profesional de simuladores para que manejara en su lugar.

Esto ocurrió durante el quinto evento del “Desafío Quédate en Casa” que la serie eléctrica realizó el sábado, utilizando el circuito virtual de Berlín.

Abt no había finalizado mejor que 13º en las cuatro primeras rondas, hasta que en esta carrera terminó en tercero; sin embargo, Stoffel Vandoorne lo acusó, en plena transmisión de Twitch, de que él no estaba conduciendo.

La serie emitió su informe oficial hasta las primeras horas de este domingo, en el que confirmó la falta y descalificación de Abt por “conducta antideportiva”, perdiendo todos los puntos.

Además, deberá hacer una donación de 10 mil euros a una fundación de su elección.

“Me gustaría pedir disculpas a la Fórmula E, a todos los fanáticos, a mi equipo y a mis compañeros pilotos por haber solicitado ayuda externa durante la carrera del sábado”, comentó.

“No me lo tomé tan en serio como debía. Lamento especialmente esto, porque sé cuánto trabajo se ha dedicado a este proyecto por parte de la organización de Fórmula E. Soy consciente de que mi ofensa tiene un gusto amargo, pero nunca fue con mala intención alguna”.

Aunque la tendencia de las carreras virtuales con estrellas profesionales lleva más de dos meses, las situaciones comprometedoras no dejan de surgir.

En NASCAR, Darrell Wallace Jr. perdió a un patrocinador por abandonar una carrera mientras Kyle Larson fue despedido y suspendido por mencionar una palabra racista en un evento extraoficial.

En INDYCAR, la última carrera de su torneo digital se caracterizó porque Simon Pagenaud sacó a Lando Norris de manera intencional; aunque no se publicó algún castigo, el francés pasó bajo el escrutinio de la opinión pública.