FOTO: Arturo Vega

El Circuito de las Américas cerrará durante parte de este invierno para trabajar en las condiciones de la superficie de su pista, que para los pilotos de Fórmula 1 fue un problema a lo largo del fin de semana del Gran Premio de Estados Unidos.

Hubo reacciones variadas ante las ondulaciones y “baches” del trazado. Aunque Daniel Ricciardo y Romain Grosjean dijeron que esto agregaba carácter, en lugar de ser como un videojuego (según el australiano), la mayoría de los pilotos fueron muy críticos, diciendo que incluso podrían generar lesiones.

El viernes por la noche se realizaron algunas labores de pulido y se planearon más para el sábado por la noche; sin embargo, el trabajo fuerte iniciará el mes próximo con excavaciones extensas que eliminarán las tuberías que se encuentran debajo de la pista.

“Los muchachos trabajaron toda la noche y esta noche lo están haciendo nuevamente en el área de salida de fosos”, dijo el director de COTA, Bobby Epstein, a Autosport, el sábado.

“En realidad estaremos cerrando la pista durante la mayor parte de diciembre y la mitad de enero para solucionar los problemas. Hicimos algunas de las reparaciones el año pasado antes de (la competencia de) MotoGP, por lo que no diría que tendríamos que hacer todo”.

“Implicará toda la recta trasera, la salida de fosos y parte de la Curva 1, hay una parte de un ‘bache’ antes de la Curva 9, curvas 18-19. Así que es bastante extenso… ¡Sé cuál es la cuenta!”

Las ondulaciones también causaron problemas a los pilotos de MotoGP cuando visitaron el autódromo de Austin en abril.

Epstein explicó que los problemas se pueden remontar a una inundación cuando se colocó la pista en 2015, lo que en consecuencia generó una serie de problemas.

“Excavamos nueve pies de profundidad para [construir] la pista aquí, y trajimos suelos especiales”, detalló Epstein. “Sin embargo, claramente la inundación de 2015 causó algunos levantamientos muy graves, y no hemos reparado esas áreas desde entonces, y solo ha empeorado”.

“Ha habido un lavado alrededor de las tuberías. Hay tuberías debajo de la pista, y en 2015 el agua siguió a esas tuberías, no solo dentro sino a su alrededor. Causó erosión que dejó este vacío, y luego se agita y se encoge.

“Sabemos que es un problema y está programada una gran reparación. Esas tuberías estarán saliendo. Pero no pensamos que iba a afectar a los autos de F1 así”.