FOTO: Luis Ugarte

Las ondulaciones del Circuito de las Américas de Austin fueron uno de los temas de conversación en el arranque de actividades del Gran Premio estadounidense.

Muchos pilotos expresaron su preocupación porque los golpeteos con el piso podrían causar accidentes e incluso lesiones, siendo Sergio Pérez el más crítico, al describir la superficie como “totalmente inaceptable”. Lewis Hamilton, por ejemplo, aseguró haber tenido problemas físicos durante la mañana.

“Después de la primera sesión no me sentía bien. Fue la pista más llena de baches en la que he estado. Me dolía mucho la cabeza”, dijo.

“Los golpes no son tan malos en algunos lugares, porque agregan ese carácter a un circuito, así que no soy fanático de los circuitos completamente suaves. Pero aquí hay como golpes masivos, masivos”.

“Y el problema para mí, para nosotros, es que no tenemos mucha suspensión. Usualmente es tu trasero (el que está) en el piso y tu columna vertebral recibe toda la compresión. Se sentía horrible, me dolía mucho la cabeza después de la PL1 y tuve que acostarme. No me sentía muy bien”.

Pérez se sintió particularmente preocupado por la condición de los neumáticos y su degradación durante la carrera del domingo.

“Puede ser muy doloroso”, afirmó. “Alguien puede salir lastimado por estos saltos y se ha visto a algunos pilotos salirse (del camino) a velocidad muy alta, y esto se debe a los baches. Creo que es totalmente inaceptable. Creo que hoy hemos superado el límite”.

“Hemos visto algunos incidentes debido a los baches y creo que eso no es aceptable. En la carrera, y espero que no, pero espero ver a algunas personas chocar cuando la degradación comience a llegar. De repente, pegas un bache en el ángulo incorrecto y te vas directo a la pared, así que es bastante malo”.

Si bien Max Verstappen dijo que sería cuidadoso al salirse de la línea normal de carrera y Lance Stroll comparó el nivel de manejo con el de la especialidad de “Rallycross”, Daniel Ricciardo, Nico Hulkenberg y Romain Grosjean, quien se accidentó por la tarde, minimizaron la situación al calificar al circuito, salvo algunas partes, como “desafiante”.

“La vuelta previa estuvo absolutamente bien y esa vuelta fue más o menos lo mismo, así que… no”, comentó el francés. “Los baches están ahí, en realidad creo que es genial. Tal vez la Curva 1 es un poco desigual en la zona de frenado y es un poco dolorosa en la espalda. El resto de la vuelta creo que le dio un poco de carácter al circuito y está bien”.

FIA anunció que, durante la noche del viernes, el asfalto entre las Curvas 1 y 9 se molió, con el fin para nivelar la superficie; sin embargo, no se pudieron tratar otras zonas conflictivas, ya que la capa de asfalto ya se ha pulido en el pasado y es demasiado delgada.