FOTO: Richard Prince/Cadillac Racing

Wayne Taylor Racing, con Fernando Alonso, Kamui Kobayashi, Renger Van der Zande y Jordan Taylor, ganaron la edición 57 de las “24 Horas de Daytona”, en una definición difícil por las condiciones climáticas.

Una segunda bandera roja apareció a poco menos de dos horas de la conclusión, luego de que la lluvia generara todo tipo de incidentes en las cuatro horas previas y que dejó fuera de contienda a varios autos; sin embargo, el panorama no mejoró, por lo que los oficiales de IMSA dieron por terminada la prueba de resistencia en la vuelta 593, con 10 minutos para cumplir 24 horas.

LEER: Horas 1 a 6; Horas 7 a 11; Horas 12 a 19

Antes de la interrupción, la batalla se centró en los Cadillac DPis No. 10 y 31, que aprovecharon una falla en la presión de aceite del Penske No. 6 para apropiarse de la batalla potencial por el triunfo. Felipe Nasr tomó el primer sitio al arranque de la Hora 21, cuando Alonso relevó a Taylor, el español comenzó su ataque en el siguiente reinicio.

Sin embargo, el brasileño fue uno de los que se salió de la pista en la Curva 1, la más problemática por su superficie resbaladiza, permitiéndole al bicampeón mundial regresar al liderato y elaborar una diferencia de más de 10s hasta la suspensión, ocurrida dos giros después.

Alexander Rossi mantuvo a Penske con opciones al ocupar la tercera posición, última en la vuelta del líder, en tanto que el CORE Autosport No. 54 y el JDC Miller No. 85 sobrevivieron a las circunstancias para ser cuarto y quinto.

El dramatismo también llegó a la división LMP2, en la que los DragonSpeed se agenció el triunfo pese a las adversidades tardías. El No. 81 se quedó parado antes de que se generara un accidente múltiple, por lo que el No. 18 del mexicano Roberto González reasumió el liderato.

Pero su conductor en turno, Sebastián Saavedra, chocó con una barrera y dañó la parte delantera izquierda de su ORECA. Pese a esto, la suspensión de la carrera le dio al regiomontano, al colombiano, a Pastor Maldonado y a Ryan Cullen el triunfo.

González y su equipo sobrevivieron a la lluvia (FOTO: Prensa Roberto González)

La categoría GTLM concluyó a modo de supervivencia, en la que varios contendientes se involucraron en incidentes. El más significativo fue el ocurrido en la Hora 20, cuando el Porsche No. 911 se llevó puesto al Ford GT No. 66 en la Curva 1, dañando su carrocería y enviándolo a los garages.

Adelante, el BMW No. 25 se robó el liderato después de que el Ferrari No. 62 y el Ford No. 67 lidiaran con las condiciones; aunque no fueron protagonistas en gran parte del recorrido, Augusto Farfus, Connor De Phillippi, Philipp Eng y Colton Herta le dieron al modelo M8 GTE su primer éxito en pruebas de esta longitud.

En la clase GTD la locura fue mayor, ya que sus participantes han protagonizado la mayor cantidad de derrapes, errores e incidentes de esta fase. El No. 11 GRT Lamborghini, con Rolf Ineichen, Mirko Bortolotti, Christian Engelhart y Rik Breukers, se beneficiaron de las excursiones del No. 29 Audi R8 LMS y el No. 33 Mercedes para subir al escalón más alto del podio por segundo año consecutivo.

Alonso, quien se retiró de la F1 en noviembre, se une a Phil Hill y a Mario Andretti como los ex campeones mundiales en anotarse el triunfo general en el evento.