FOTO: Autosport

Naoki Yamamoto debutará en la Fórmula Uno este fin de semana, al participar en la primera práctica libre del Gran Premio japonés con Toro Rosso.

En una noticia que se venía preparando desde hace meses, el equipo italiano cumplirá el deseo de Honda de ver a un representante local, y además protegido suyo, en las actividades de la categoría máxima en su carrera de casa.

Yamamoto, de 31 años de edad, tomará el asiento de Pierre Gasly; durante la etapa europea del Mundial, manejó en el simulador del equipo y convivió con el equipo de ingeniería en algunas competencias.

“Tener esta oportunidad en Suzuka, un circuito muy importante para todos los pilotos de carreras japoneses, frente a una gran multitud de aficionados japoneses, hará la experiencia aún más especial”, dijo.

“Mi objetivo principal en la PL1 será hacer un trabajo bueno para el equipo, recopilando datos e información que les será útil durante el fin de semana. En lo personal, quiero disfrutar de la experiencia de conducir un auto de F1 tanto como sea posible y haré todo lo posible para aprovecharlo al máximo”.

Yamamoto es campeón reinante de la Super Fórmula, que ya consiguió dos veces y que lidera actualmente con una ronda restante, y el SUPER GT, a lado de Jenson Button. Sus logros del año pasado le dieron los puntos de Superlicencia suficientes para tomar parte en un evento oficial del Gran Circo.

Será el primer piloto japonés en participar en un fin de semana oficial desde Kamui Kobayashi en 2014; Takuma Sato fue el más reciente en manejar con maquinaria Honda, cuando perteneció a Super Aguri hasta la primavera de 2008.

Su presentación ocurre en un momento en el que Honda quiere tener a un piloto japonés de vuelta en la F1, aunque no hay muchos prospectos. Muchos de sus representantes se han quedado en las series de desarrollo (principalmente Fórmula 2), sin obtener puntos de Superlicencia suficientes.

Aunque Yamamoto es la opción más atractiva, su crítica principal es la edad y su experiencia nula en series fuera de Japón. Por lo pronto, será un atractivo que los promotores de Suzuka aprovecharán, sumado al éxito de Red Bull y su Honda en el campeonato.

“Estamos contentos de que los aficionados japoneses ahora tengan la oportunidad de ver a Yamamoto, un piloto japonés apoyado por Honda, al volante de un auto actual de F1 en nuestro circuito propio de Suzuka, como parte del fin de semana del Gran Premio japonés”, indicó Katsuhide Moriyama, Jefe de la Oficina de Operaciones de Marca y Comunicación de Honda Motor Co. Ltd.

“Esperamos que Naoki aproveche al máximo esta oportunidad, que aprenda de ella y que le ayude como piloto. También esperamos que ver a Yamamoto en la pista sirva de inspiración a los pilotos japoneses jóvenes para que, en el futuro cercano, podamos volver a tener pilotos japoneses compitiendo en Fórmula 1”.