Otmar Szafnauer (FOTO: Racing Point F1 Team)

El director de Racing Point, Otmar Szafnauer, opina que no puede haber certeza sobre cuándo la Fórmula Uno volverá a la normalidad, ante la pandemia de coronavirus.

Las ocho primeras carreras del Mundial 2020 se han pospuesto o cancelado, como resultado del brote del COVID-19, lo que también llevó a los 10 equipos a adelantar su cierre veraniego y extenderlo a tres semanas.

Aunque hay esperanza de tener una temporada de 15 a 18 carreras, iniciando en el verano, Szafnauer admitió que no había certeza de cuándo volverá el deporte a su dinámica habitual.

“Esta es una situación sin precedentes, una que cambia día a día”, dijo. “Ahora mismo, simplemente no podemos decir con certeza cuándo volveremos a la normalidad. Hay tantos factores que no están bajo nuestro control”.

DESDE LOS FOSOS: El panorama ante el coronavirus

La pandemia también obligó a los equipos a retrasar la introducción de las reglas técnicas nuevas de 2021 a 2022, por lo que los autos existentes se usarán nuevamente el año próximo.

Así como McLaren, la escuadra en la que milita el mexicano Sergio Pérez vivirá tiempos de cambio, al convertirse en Aston Martin.

Szafnauer comentó que, si bien respaldar el movimiento era una decisión lógica, no habría razón para que Racing Point aligere su impulso de liderar la batalla de la mitad de parrilla, una vez que el trabajo reinicie.

Sergio Pérez (FOTO: Racing Point F1 Team)

“Desde una perspectiva logística y de costos, esto tiene sentido absoluto. Por supuesto, eso no significa que podamos darnos el lujo de tomarlo con calma cuando volvamos al trabajo”, expresó.

“Cuando finalmente volvamos a la normalidad, debemos estar en condiciones de competir, sean cuales sean las reglas. Aún hay mucho trabajo por delante y estaremos listos para abordarlo cuando el momento llegue”.

Racing Point inició su cierre de tres semanas el miércoles pasado, lo que significa que regresará al trabajo el 16 de abril. Szafnauer agregó que el equipo hizo arreglos para permitir que el personal que pudiera trabajar desde casa, lo hiciera.

“Nuestra primera preocupación en un momento como éste es el bienestar físico y mental de nuestros compañeros de equipo, sus familias y amigos”, dijo.

“Ahora tenemos a todos en casa en el Reino Unido y nos estamos adaptando a esta realidad nueva, pero ciertamente no es fácil para nadie”.

“Obviamente estamos decepcionados de no poder competir en el futuro previsible pero, en última instancia, todos entendemos la importancia de la situación”.

“Los desafíos que enfrenta el mundo actualmente son diferentes a todo lo que he conocido en mi vida y trascienden claramente el deporte, por lo que las decisiones que se han tomado son las correctas”.