FOTO: Red Bull Content Pool

Los promotores del Rally de Australia han planteado un itinerario con bastantes modificaciones para evitar la cancelación de la última ronda del WRC de esta semana.

La ruta para el evento, que se desarrollará en Coffs Harbour, se ha visto afectada por incendios forestales que arrasan la costa este de Nueva Gales del Sur.

Un boletín emitido por el secretario del curso, Wayne Kenny, detalla un calendario que solo utilizará cuatro etapas en ocasiones múltiples. Dos son Súper Especiales, en el centro del puerto y en el Circuito Internacional de Raleigh, al sur de la ciudad.

Los otros dos se harían en Argents Hill Reverse, ubicado al este de Bowraville. El tramo de 7.4 millas se acortaría a poco más de cinco millas y se usaría en ambas direcciones, una llamada Graces y otra llamada Allens.

El viernes incluirá potencialmente siete etapas, utilizando una combinación de los dos superespeciales. El sábado tendrá ocho tramos, integrados por Graces, Allens y Raleigh, mientras que el último día será de cuatro etapas, todas de vuelta en los especiales. Se planea el reconocimiento de las etapas para el miércoles, y la arrancada ceremonial seguiría para el jueves.

Tal itinerario reduciría el recorrido total de 201 a 59 millas competitivas. Por reglamento, la extensión corta solo otorgaría un tercio de los puntos regulares, por lo que el ganador solo se agenciaría ocho unidades.

Si la FIA lo aprueba, eso significa que Hyundai habrá asegurado el título de constructores antes de iniciar el evento, ya que su ventaja actual de 18 unidades sobre Toyota será imposible de erradicar. También serían noticias malas para Benito Guerra Latapí, al llegar a 14 puntos de Pierre-Louis Loubet en la lucha por la corona en WRC 2.

Los promotores se han comprometido a ajustar el libro de ruta para incluir este itinerario nuevo antes de las 17:00 horas (Tiempo local) de este martes.

Tres personas han muerto en los más de 120 incendios que están ocurriendo sobre casi dos millones y medio de acres de Nueva Gales del Sur y Queensland. Ambos estados han declarado “Estado de Emergencia”.

Se pronostica que el punto más bajo se suscite este martes, ya que las temperaturas aumentarán a la parte media de los 30°C en el área del rally con vientos de hasta 50 mph, lo que avivará las llamas.

“Se esperan condiciones calurosas, secas y ventosas antes del cambio”, dijo Grace Legge, de la oficina de meteorología de Australia.

“Si bien el cambio frío puede aliviar los peligros de incendios (el miércoles), una combinación de vientos secos y borrascosos y un cambio en la dirección del viento significa que las personas en las áreas afectadas deberán permanecer vigilantes”.