El equipo suizo se prepara para una actualización en Budapest, que se cree que es la más dramática de la temporada, en un intento por contrarrestar el mal funcionamiento de su motor Ferrari en este año.

“No sé exactamente cuál será la actualización, pero debería ser un buen paso”, dijo el piloto de Sauber, Marcus Ericsson. “Hungría es una pista en la que cualquier fuerza descendente que podamos obtener nos ayudará y no es tan eficiente para los motores. “Así que podría ser una buena oportunidad para nosotros”.

Sauber dividió su primera gran actualización de la temporada, que incluyó un nuevo piso, deflectores, conductos de freno trasero y elementos de carrocería adicionales, entre los Grandes Premios de España y Mónaco.

El equipo tiene cinco puntos en esta temporada y se encuentra en el lugar nueve del campeonato. A tres puntos de McLaren-Honda.