McLaren tiene pérdidas
FOTO: Zak Mauger/LAT Images/Pirelli Motorsport

Grupo McLaren registró una reducción en ganancias durante el primer trimestre del año, en parte debido al impacto que generó el coronavirus.

En total, los ingresos generales de enero-marzo fueron de 109 millones de libras, muy lejos de los 284 millones que registró en el mismo periodo del año anterior.

Resaltar que esto no fue una consecuencia completa de la crisis del COVID-19, misma que empezó a impactar al mundo a mediados de marzo y que derivó en el paro de su producción.

Sin embargo, el proceso de manufactura, la suspensión del Mundial de Fórmula Uno y dos proyectos tecnológicos que iniciaron en 2019 influyeron en estos registros, mismos que se esperan que sean similares en el segundo trimestre y que mejoren el resto del año.

Ventas de los autos de calle a la baja

El área más afectada fue el automotriz, ya que solo vendió 307 vehículos en el periodo, comparado con los 953 del año pasado; sin embargo, ya anticipa la reapertura de varios países, lo que permitirá la entrega de los modelos Speedtail, Elva y 765LT.

En la división de competencias, los ingresos se redujeron en 4.4 millones de libras, luego de que los Grandes Premios de Australia y Bahrein se pospusieran y no hubiera ingresos de derechos televisivos. Un incremento de patrocinadores amortiguó el déficit.

Destacar que la licencia forzada de empleados y los primeros pagos de Liberty Media a los equipos de F1 se registraron hasta abril, por lo que no tienen impacto en el informe actual.

Pérdidas cuantiosas

La compañía registró un EBITDA (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, o utilidades reales) negativo de 81 millones de libras, comparado con la ganancia de 22 millones de 2019.

Desde el inicio, McLaren fue una de las que promovió un control de costos, proponiendo un límite tan bajo como de 100 millones de dólares de presupuesto.

Por ello, esta semana, el Grupo reveló que eliminará hasta 1,200 empleos entre todas sus áreas, y anticipó de alternativas adicionales financieras para mantener su liquidez.

“Es un gran desafío por delante”, afirmó Andreas Seidl, director del equipo McLaren de Fórmula Uno.

“Ajustar la manera en que trabajamos y adaptar el equipo a este límite nuevo en los próximos meses es una tarea enorme y dolorosa y, resaltado por nuestras noticias a principios de esta semana, lamentablemente significará perder miembros del equipo, pero nuestro objetivo es ser el mejor de gran tamaño y más eficiente en el futuro”.