FOTO: Archivo Sauber Motorsport

Sauber Motorsport cumplió 50 años de fundación el viernes 15 de mayo.

La organización suiza se ha vuelto familiar en el deporte motor, pasando de las subidas de montaña a las pruebas de resistencia y, más importante, a la Fórmula Uno, en la que compite desde 1993.

Hoy, Grupo Sauber no solo tiene alcance en el automovilismo, sino que sus divisiones de ingeniería y túnel de viento son referentes en la manufactura aditiva, y los sectores salud, empaque y automotriz.

A continuación, recordamos algunos de los momentos más destacados en la historia de la organización en el deporte.

EN LA CIMA DE RESISTENCIA

El logro máximo del conjunto de Peter Sauber en autos deportivos fue el 1-2 en las “24 Horas de Le Mans” de 1989, como equipo oficial de Mercedes, venciendo a “pesos pesados” como el Porsche 962C y las operaciones de Jaguar y Mazda.

Además, fue campeón del Mundial de Prototipos en 1989 y 1990, con pilotos como Mauro Baldi, Fermín Velez, Jean-Louis Schlesser, Michael Schumacher, Karl Wendlinger y Jochen Mass en sus filas, junto con muchos otros.

 Jochen Mass, Manuel Reuter y Stanley Dickens ganaron en Le Mans en 1989 (FOTO: Archivo Sauber Motorsport)

LA APARICIÓN EN F1

L unión Sauber-Mercedes llegó a Fórmula Uno en 1993, aunque en el papel, a la casa teutona se la acreditó el concepto mientras Ilmor fue preparadora de motores.

El finlandés JJ Lehto y el austriaco Wendlinger manejaron los autos, totalizando 12 puntos y entregando a la escuadra el séptimo puesto en el rankeo de Constructores; Lehto llegó quinto en su debut en Sudáfrica.

Heinz-Harald Frentzen entregó el primer podio a Sauber en el Gran Premio italiano de 1995, llegando tercero, a lo que le siguieron las terceras plazas de Johnny Herbert en Mónaco 1996 y Hungría 1997. La racha continuó con el tercer puesto de Jean Alesi en Bélgica 1998.

Frentzen (centro) con Herbert, ganador en Italia (izq.) y Hakkinen (der.). FOTO: Archivo Sauber

PIONERO DE PATROCINADORES

Gracias a Sauber, varias corporaciones hicieron su aparición en F1. El caso más sobresaliente fue Red Bull, que fue patrocinador principal de 1995 a 2004, justo antes de que la marca austriaca adquiriera al equipo Jaguar.

El segundo es Petronas, que además de patrocinar el esfuerzo, se inscribió como “motorista” de 1997 a 2005, aunque era una forma de disimular su acuerdo con Ferrari; los diseños parciales de sus autos fueron en colaboración con la casa de Maranello.

LO MEJOR COMO “INDEPENDIENTES”

Tras un par de campañas en la mediocridad, la llegada de Nick Heidfeld y Kimi Raikkönen en 2001 y un auto desarrollado les permitió sumar 21 unidades, quedando cuartos en la copa de equipos.

El alemán fue tercero en Brasil y puntuó en siete GPs, en tanto que el finlandés culminó cuarto en Austria y Canadá.

LA ERA BMW

Pese a no ser independientes, el binomio BMW-Sauber fue el punto más alto de la operación suiza en F1, no solo al lograr el 1-2 en Canadá 2008, con Robert Kubica ganando y Nick Heidfeld como escolta, sino también por finalizar segundos en el Mundial de Constructores de 2007 y terceros en 2008.

Resultado histórico en Montreal 2008 (FOTO: Archivo Sauber)

CUNA DE TALENTOS

Trece pilotos debutaron en la Fórmula Uno con Sauber, sea como equipo independiente o mediante sus asociaciones con BMW y Alfa Romeo; seis han ganado Grandes Premios y dos lograron títulos en sus trayectorias.

Ellos son Frentzen (1994), Jean-Christophe Boullion (1995), Norberto Fontana (1997), Raikkönen (2001), Felipe Massa (2002), Kubica (2006), Sebastian Vettel (2007), Sergio Pérez (2011), Esteban Gutiérrez (2013), Felipe Nasr (2015), Antonio Giovinazzi (2017) y Charles Leclerc (2018).

El primer GP de Vettel fue en Indianápolis en 2007 (FOTO: Archivo Sauber)

EL ESTRELLATO DE SERGIO

El caso de Pérez es especial, al ser el primer piloto mexicano en correr en el Gran Circo desde 1981 (Héctor Alonso Rebaque) y el primero en subir a un podio desde 1971 (Pedro Rodríguez de la Vega). En total, logró tres en 2012.

De hecho, la segunda posición de Sergio en Monza es el podio más reciente del equipo; la cuarta plaza de Raikkönen en Brasil 2019 es lo más cerca que Sauber (en la era Alfa) ha acariciado el podio.

“Checo” en Sepang en 2012, cuando estuvo cerca de derrotar a Alonso (FOTO: Archivo Sauber)

UNA ERA NUEVA

Pese a sus años de turbulencia, resultados malos y conflictos legales, Sauber vendió la organización a Longbow Finance en 2017 y, para 2019, un acuerdo comercial permitió el rebautizo del equipo de F1 a Alfa Romeo Racing, aunque en el papel sigue operado por Sauber Motorsport.

Desde 2011 volvió a utilizar motores Ferrari y actualmente tiene a Raikkönen y a Giovinazzi como titulares. Los hitos continuaron, reflejándose en el lanzamiento de Leclerc al estrellato y las pruebas de Tatiana Calderón desde 2018.

La mejor carrera de Alfa en lo que va del año y Kimi volvió a vencer (FOTO: Alfa Romeo Press)