FOTO: Joe Portlock/LAT Images

Los circuitos de Monza y Hungaroring ampliaron sus contratos respectivos con la Fórmula Uno por un año más.

Después de la incertidumbre que se generó por su continuidad en el calendario del Gran Circo, el autódromo italiano amarró un contrato con vigencia hasta 2024.

El Automóvil Club de Italia y F1 hicieron válida una opción adicional, al tiempo de comprometerse a abrir espacios nuevos para promover la cultura.

Este viernes se ratificó que el Gran Premio de este año, con verificativo del 6 de septiembre, se hará sin público, a menos que las restricciones se flexibilicen.

“Los autos y pilotos que animan la fórmula automovilística más prestigiosa del mundo, de hecho, vuelven a la pista junto con un país, Italia, que dejando atrás la emergencia del COVID, pone en juego todas sus mejores energías y recursos para volver rápidamente a ocupar el lugar que se merece en la escena europea e internacional”, declaró Angelo Sticchi Damiani, presidente de ACI.

 Por su parte, Hungría tenía contrato hasta 2026, pero también llegó a un acuerdo para extenderlo a 2027, reduciendo la tarifa anual que Liberty Media impone a los promotores.

“Hemos estado hablando con Liberty Media sobre cómo compensar las ganancias perdidas, porque el costo de la organización no es menor en caso de un evento cerrado”, expresó Zsolt Gyulay, Jefe de Hungaroring Sport.

“Hicimos nuestro mejor esfuerzo durante las discusiones para lograr un acuerdo bueno tanto para el país como para el deporte, incluso en estos tiempos difíciles”.

El Gran Premio de este año será el 19 de julio, también a puerta cerrada, siendo la tercera ronda del Mundial de F1.