FOTO: Sam Bloxham/LAT for Pirelli Motorsport

Un error en el servidor de datos del Control de Carrera provocó que el sistema DRS se desactivara durante el primer tercio del Gran Premio de Abu Dabi de Fórmula 1.

El problema surgió justo antes de que la FIA habilitara el mecanismo al final de la segunda vuelta de la carrera de este domingo. Un mensaje en la pantalla de sincronización alertó a los equipos sobre el hecho de que estaba desactivado, y fue porque Control de Carrera no podía enviar señal alguna a los autos.

El DRS finalmente se habilitó en la 18° vuelta 18 de las 55 programadas, y se usó sin problemas hasta el final del evento, ganado por el británico Lewis Hamilton.

“Fue básicamente una caída del servidor de datos”, dijo Michael Masi, Director de Carrera de F1, sobre el inconveniente.

“Básicamente, lo deshabilitamos de inmediato y fue hasta que estábamos 100% seguros de que no solo estaba respaldado y funcionando, sino también con los datos disponibles correctos, que lo reactivamos.

“Hicimos varias comprobaciones trabajando en colaboración entre la FIA y el Grupo de F1 para asegurarnos de que todo funcionara a la perfección. No íbamos a arriesgarnos hasta que estuviéramos confiados”.

“Básicamente, las señales de DRS van a los autos, efectivamente no había una transmisión confiable en la que pudiéramos respaldarnos”.

“Teníamos que asegurarnos de que efectivamente estaba funcionando de nuevo, y que funcionara en una condición estable, para (así) estar seguros de que lo que se enviaba era igual y correcto. Y una vez que estuvimos contentos con eso, entre nosotros reactivamos y habilitamos el DRS”.

Al ser cuestionado sobre qué hubiera pasado si el dispositivo no se hubiera deshabilitado, dijo: “No habría sido una libertad para todos, y para ser sincero, los impactos exactos de esto… ¡ni siquiera prefiero pensar los que eran! Pero efectivamente, la medida de precaución inmediata fue solo hacer una desactivación global”.

“Hay un respaldo. Pero la primera parte es identificar cuál fue el primer problema. Y como todos sabemos, con cualquier sistema con respaldo, hay un retraso con las cosas funcionando”.

En el pasado, hubo casos aislados de autos con fallas en las señales que llevaron a que la activiación del DRS se suspendiera.

Al explicar la diferencia con lo que pasó en Abu Dabi, Masi dijo: “Si fuera un solo auto el que tuviera un problema, obviamente es mucho más fácil de monitorear”.

“Cuando tienes 20 de ellos, habría sido casi imposible mantenerse al tanto de eso. Así que la decisión se tomó de manera muy simple, ‘desactivémoslo y déjenlo así'”.