FOTO: Renault F1 Team

Es una eventualidad que ocurre pocas veces, pero cuando es necesario, la Fórmula Uno toma las medidas pertinentes para evitar daños provocados por el mal clima.

El impacto del Supertifón Hagibis en la Prefectura de Mie obligó al circuito de Suzuka a cerrar sus puertas este sábado, cancelando la tercera práctica del Gran Premio japonés y posponiendo la calificación para el domingo por la mañana.

Desde el final de la segunda práctica libre, los equipos resguardaron sus pertenencias, a fin de no verse dañadas por los vientos fuertes y las inundaciones que se anticipan.

Mercedes, por ejemplo, informó que “mucho de su equipo dentro del garaje, que se coloca en el piso, se alzará para que no sea dañado por posibles inundaciones”, mientras los paneles de la pared de fosos, de ambos lados, se cubren con redes. La mueblería y electrónica de los hospitalities se trasladó a una oficina que se ubica detrás de esta zona.

Otros equipos tomaron acciones similares, como la colocación de costales de arena que impiden el flujo de agua. Incluso, se hicieron agujeros en el piso para evitar la acumulación de líquido. También se tomaron medidas en caso de falta de energía eléctrica u oleajes de este tipo.

Las instalaciones del paddock fueron reforzadas y estructuras temporales, como pantallas gigantes, desmontadas; el domingo por la mañana se volverán a armar. El centro de transmisión televisiva de F1 y FOM también se desarticuló, y sus elementos se movieron dentro del edificio de fosos.

Finalmente, personal de rango alto y pilotos permanecerán en sus hoteles, en las ciudades de Shiroko y Yokkaichi; a su vez, personal indispensable de F1 estará en el autódromo este sábado, y cumplirán labores de mantenimiento y seguridad.

Se espera que los equipos también manden a muy pocos miembros, con el fin de vigilar si hay eventualidades. Algunas zonas permitirán acceso a espectadores el sábado por la noche, en caso de que se deba evacuar la zona. 

“Desde la perspectiva de operaciones de F1, implementar nuestro plan de clima extremo requerirá un esfuerzo significativo”, comentó Andrew James, Director Técnico de la serie. “Será necesario un enfoque de (tener) ‘todas las manos en la cubierta para lograrlo'”.