FOTO: DTM Media

Es muy posible que el circuito de Zandvoort reemplace a Montmeló en el Mundial de Fórmula Uno a partir de 2020.

Los rumores circularon durante el fin de semana, cuando medios de televisión holandeses reportaban desde Azerbaíyán que Sean Bratches, Director Comercial de la categoría máxima, había asegurado que “había un acuerdo” en la mesa de los promotores locales.

Este martes, Autosport ratificó esta información, enfatizando en el hecho de quedan detalles por resolverse para que esté concretado. De hacerlo, el GP holandés, cuya última edición se celebró en 1985, se celebraría a mediados de mayo, beneficiándose del furor actual que ha generado Max Verstappen.

Su incorporación sustituiría directamente al GP español, uno de los cinco eventos que se encuentran en su último año de contrato. Al perder su apoyo gubernamental, y encontrarse en una situación política particular por la realización de elecciones generales el domingo pasado, es el más vulnerable de todos los circuitos.

Zandvoort aún requiere mejoras significativas para cumplir con las normas de la F1 y la FIA, aunque se espera que los trabajos estén a tiempo. En el otoño pasado, el fallecido Charlie Whiting inspeccionó las instalaciones, enfocándose en los elementos de seguridad pero confiando en la viabilidad del Gran Premio.

“Hay gran potencial ahí en Zandvoort”, expresó en su momento. “Pocas cosas necesitan cambiarse ahpi, y hay gran complacencia para cambiar. Habría una recta larga agradable, suficientemente buena para usar bien el (sistema) DRS, y mantendrías los elementos históricos del circuito. Pienso que sería un circuito muy lindo”.

De esta forma, el Mundial de 2020 abriría con las visitas a Australia, Bahrein, China y Azerbaiyán, a la que le seguirían las adiciones de Vietnam, confirmada para el mes de abril, y Zandvoort.

Esta noticia se da a la vez que el Club Automovilístico de Italia confirmó avances en las negociaciones para mantener el GP italiano en Monza hasta 2024. Al momento, no hay novedades relacionadas con los eventos de Gran Bretaña, Alemania y México.