Compartir
FOTO: NISMO Global

La separación de las clases Daytona Prototype International y LMP2, junto con la llegada de un minicampeonato adicional en los GT Daytona, serán algunas de las novedades de la categoría IMSA para el siguiente año.

Ante la falta de opciones de los dirigentes en su intento de equilibrar las dos versiones de prototipos que han predominado en la división estelar desde el año pasado, junto con el descontento de los propietarios por la aplicación del “Balance of Performance”, cuyo clímax llegó en las últimas dos competencias (Watkins Glen y Mosport, ganadas por autos ORECA 07), el Campeonato WeatherTech volverá a conformarse de cuatro clases, con los constructores de la DPi siendo los estelares y los P2 en competencia aparte.

De esta forma, las restricciones técnicas que se le han impuesto a los equipos que representan a Acura, Nissan, Mazda y Cadillac se flexibilizarán, manteniendo su competitividad entre ellas, mientras que los equipos cliente de Ligier y Oreca adoptarán el estado Pro-Am, es decir, conjuntando pilotos que los ratings de FIA considera Profesionales y Amateur, en el que su alineación debe tener al menos un piloto con Categorización Bronce o Plata y no más de uno con licencia Platino.

JDC Motorsports, con autos ORECA 07, fueron protagonistas en las “6 Horas de Watkins Glen” (FOTO: Galstad/IMSA)

En las carreras de la Copa de Resistencia (Daytona, Sebring, Watkins Glen y Road Atlanta), la categoría dará prioridad a los pilotos con rango Bronce y Plata, al limitar el tiempo de manejo de los pilotos Oro y Platino; dicho formato también se utiliza en la clase GT Daytona (GTD).

Esto se oficializó en el Estado de la Unión, es decir, la reunión anual entre los participantes y socios de la categoría en el que se anunciaron, entre otras modificaciones, el calendario de 2019 y la implementación de un Comité de Evaluación de Pilotos para determinar los criterios de elegibilidad de los participantes en la LMP2 y la GTD.

“Mientras continuamos evolucionando el Campeonato WeatherTech, estamos comprometidos con un diálogo extenso con nuestros accionistas para considerar refinamientos apropiados”, expresó el Vicepresidente de Competencia, Simon Hodgson.

“Los cambios que implementaremos en 2019 se basan en la retroalimentación que hemos recibido de todas las partes involucradas en las clases del Campeonato que están en el paddock. Esperamos que los cambios serán populares con los participantes y aficionados de IMSA”.

Además, la categoría estrenará un torneo de siete competencias llamado “Sprint Cup” para los GTD, cuya esencia es similar a la de la Copa de Resistencia y en la que se busca incentivar la participación de equipos y marcas.

La clase GTD tendrá un mini torneo en 2019 (FOTO: Ferrari)

Mid Ohio, Detroit (si continúa en el calendario), Mosport, Lime Rock, Road America, Virginia y Laguna Seca, son los eventos que conformarán este minicampeonato; como requisito, cada equipo deberá tener alineaciones de dos pilotos, incluyendo un mínimo de un piloto con rango Bronce o Plata y no más de un piloto con licencia Oro o Platino.

En tanto, sus categorías de soporte también verán modificaciones. Ante la salida de Continental Tire como proveedor de neumáticos y patrocinador, la serie que llevaba su nombre se ha rebautizado como “Michelin Pilot Challenge”, que volverá a visitar los 10 eventos de este año. Las clases que la conforman serán la Grand Sport (GS) class, que desde 2018 utiliza autos construidos bajo el reglamento internacional de GT4, y la TCR, que apareció este año. La Street Tuner (ST) será descontinuada.

El Prototype Challenge tendrá seis eventos, pero Daytona y Mosport tendrán duración de 3 horas, mientras que Sebring, Mid Ohio, Virginia y Road Atlanta continuarán con recorrido de una hora con 45 minutos.

Por último, IMSA celebrará su 50 aniversario durante todo 2019 con diversos eventos comenzando en Daytona, mismos que incluirá la exhibición de autos históricos y se centrarán en los pilotos/equipos, pistas, constructoras y aficionados que han estado presentes desde 1969.