FOTO: Haas F1 Team

Después de todo, Rich Energy se mantendrá como patrocinador principal de la escudería Haas de Fórmula Uno.

La tarde de ayer miércoles, la cuenta de Twitter de la compañía de bebidas energéticas anunció la terminación de su acuerdo de patrocinio principal con el equipo estadounidense, citando su “desempeño pobre” en pista y “la política y la actitud ‘políticamente correcta’ en la F1”.

Al generar una imagen negativa hacia la empresa, sus accionistas se expresaron dispuestos a salvar la relación con la escudería el jueves por la mañana, en tanto que Gunther Steiner expresó que sus autos correrían con la misma decoración en Silverstone.

Por la tarde, la firma aseguró que dicho comentario provino de una fuente externa, cuya identidad no se reveló, y reafirmaron su compromiso con el equipo y con la categoría máxima.

“Creemos de todo corazón en el equipo Haas, en su rendimiento, y en su organización”, se lee en su comunicado. “Por ello estamos totalmente comprometidos con mantener nuestra posición de patrocinador. También creemos completamente en el producto de la Fórmula Uno y en la plataforma que ofrece a nuestra marca”.

“Claramente, las acciones duras de un individuo nos han causado mucha vergüenza. Estamos en un proceso legal para apartar a este individuo de sus responsabilidades ejecutivas. El incidente es lamentable, pero no haremos más comentarios sobre esto porque es sensible comercialmente y vamos a resolverlo a puerta cerrada”.

“Deseamos confirmar nuestro compromiso con Haas y la F1 y queremos agradecer a Haas su apoyo y paciencia mientras resolvemos este asunto internamente”.

Se rumoreaba que la publicación inicial fue escrita o autorizada por su mismo Jefe Ejecutivo, William Storey, sin el consentimiento de los socios principales; sin embargo, respaldó la postura de su empresa al mencionar, por Twitter, que “la declaración ridícula de los accionistas minoritarios con Red Bull y (la compañía) Whyte Bikes es de risa”.

“Su intento de golpe en palacio ha fracasado. Controlo todos los activos de Rich Energy y tengo el apoyo de todos los accionistas clave”, aseguró.

Rich Energy enfrenta un conflicto legal que lo obliga a cambiar el diseño de su logotipo para el 18 de julio, ya que infringe los derechos de propiedad de Whyte Bikes; asimismo, debe proporcionar a una corte británica los detalles de su producción y desempeño financiero, incluyendo su acuerdo con Haas, para el 1 de agosto.

Entre sus accionistas principales se destacan Brandsellers Holdings Ltd, Robert Lee, Charlie Simpson, Neville Weston y Lloyd Tunicliffe. También se comenta que Justin King, padre del piloto de Fórmula 2, Jordan King, fue llamado para solucionar esta situación.