FOTO: Andy Hone/LAT Images for Pirelli Motorsport

La labor de la FIA, la Fórmula Uno y sus participantes para mejorar el espectáculo con un paquete de reglas nuevo para 2021 continúa.

Este miércoles se publicaron detalles de los aspectos sobre los cuales se trabajan actualmente, sobre los cuales se espera alcanzar un consenso general antes de la fecha límite para completar la conformación de estamentos técnicos, financieros y de mercadotecnia.

El más destacado es la simplificación en la cantidad de elementos que permitan una dependencia mucho menor de la aerodinámica, dando paso al “efecto suelo”. Se planea implementar, en la parte inferior de los monoplazas, una serie de túneles Venturi que alimentan un difusor gemelo y producirá gran parte de la carga aerodinámica, reduciendo sensibilidad a la turbulencia.

“(En el auto 2021) por lo general, pasaremos de una pérdida de carga aerodinámica de aproximadamente el 50% para el siguiente auto, (cuando se encuentra) a dos distancias de auto, a una pérdida de aproximadamente el 5-10%. Entonces, tenemos una reducción masiva de la pérdida de carga aerodinámica para el siguiente auto”, explica Nikolas Tombazis, Director de Asuntos Técnicos de Monoplazas de la FIA.

Charles Leclerc es perseguido por Max Verstappen y Sebastian Vettel en Silverstone (FOTO: Andy Hone/LAT Images for Pirelli Motorsport)

Otro de los temas se relaciona con los neumáticos de 18 pulgadas que se desarrollarán próximamente. El objetivo es que sus características tengan la menor influencia posible en las competencias, pero habrá de encontrarse un punto central entre la cantidad de degradación y el nivel de administración que los pilotos deben hacer para conservarlas en el mejor estado posible.

Paralelo al control de costos general, la simplificación de una gama de sistemas y piezas también podría introducirse, a fin de estrechar diferencias en la parrilla y que el manejo de recursos sea más efectivo entre los equipos más pequeños.

Los elementos incluyen un sistema de combustible simple, radiadores menos complejos y con más vida útil, estandarización de rines, sistema de frenos y equipamiento de fosos, la prohibición de los sistemas de suspensión hidráulica, del uso de ciertos materiales “exóticos”, una congelación de la especificación de la caja de cambios durante cinco años y un 40% de disminución de uso de los túneles de viento.

Al momento, las partes involucradas están trabajando en otros tópicos, tales como dar más responsabilidad a los pilotos en la gestión de las carreras, a través de una posible reducción en los sistemas electrónicos, la limitación de asistencia y las restricciones de la telemetría del coche a los fosos.

También se están llevando a cabo pláticas sobre la estandarización de componentes adicionales que añaden poco al espectáculo, la simplificación de la parte inferior de las carrocerías y el diseño de los alerones delanteros, desde los puntos de vista estético y aerodinámico. Los pilotos también influirán en la toma de decisiones.

Se espera llegar a un acuerdo con los equipos con respecto a las reglas nuevas para el 15 de septiembre, para que el Consejo Mundial del Deporte Motor de la FIA pueda ratificarlas antes de fines de octubre.