Compartir
FOTO: FIA Formula E

Después del periodo de espera, la nueva etapa deportiva de Pascal Wehrlein comenzará desde este fin de semana en Marrakech.

El alemán debutará en la Fórmula E con Mahindra Racing, luego de no poder participar en la fecha inaugural de la Temporada 5 al no llegar a un acuerdo para salirse de su contrato con Mercedes, fábrica a la cual perteneció desde 2013. Además, el ex DTM trabajará con la escudería Ferrari de F1 en el área de desarrollo a lo largo del Mundial, luego de que ayer lunes hizo su primera visita a la fábrica de Maranello.

Recordar que, ante la salida de Daniil Kvyat y Antonio Giovinazzi, quienes se convirtieron en titulares de Toro Rosso y Sauber, junto con la negativa de Robert Kubica para tomar esta posición, al firmar con Williams para este año, Ferrari quedó con pocas opciones de pilotos para hacer labores en simulador y pruebas, cuestión que toma relevancia mayor ante los cambios en la estructura general que derivarán tras la salida de Maurizio Arrivabene.

Por lo pronto, Wehrlein se reporta listo para el ePrix de Marrakech, su primera participación en la categoría eléctrica, en la que tendrá el objetivo de mantener el nivel que el equipo indio demostró en la ronda anterior.

“Obviamente, quiero ser tan bueno como sea posible y Jéraôme (D’Ambrosio, su coequipero y quien terminó en tercero en Arabia Saudita) ha mostrado que el auto es capaz de (dar) buenos resultados, así que para mí, quiero dar el rendimiento máximo posible del auto tan pronto como sea posible”, aseguró.

“Me gusta la pista y hay algunas oportunidades buenas para rebasar; todo en el simulador salió bien y creo que será otra carrera interesante e impredecible”.

Mahindra es el equipo ganador defensor del evento; en enero de 2018, Felix Rosenqvist se agenció el triunfo.