Los médicos que atienden a Alex Zanardi en Siena, Italia, mantendrán al ex campeón de CART/IndyCar en coma inducido hasta, por lo menos, la semana próxima.

El Hospital Universitario Santa Maria alle Scotte informó este martes que el italiano pasó su cuarta noche sin variaciones en su estado cardio-respiratorio y metabólico; por lo mismo, aún no se determina si habrá secuelas a nivel neurológico.

“La imagen neurológica se mantiene sin cambios en su gravedad”, indica el reporte. “El paciente permanece sedado, intubado y ventilado mecánicamente”.

“Cualquier reducción en la sedoanalgesia, para la evaluación del estado neurológico, se considerará a partir de la próxima semana. El pronóstico sigue siendo confidencial”.

Previamente, el Dr. Giuseppe Olivieri, el médico que operó a Zanardi tras golpear con un vehículo pesado, indicó que a pesar de que la preocupación actual es la magnitud de la lesión en su cráneo, esta situación no es comparable con la que Michael Schumacher vivió en diciembre de 2013.

“El daño axonal difuso es una lesión muy extensa en toda la corteza cerebral, de la cual hay pocas posibilidades de volver a (tener) las funciones cognitivas y motoras normales”, dijo al diario La Gazzetta Dello Sport.

“Al menos por lo que nosotros como médicos podemos entender por ahora, Zanardi no sufre esta lesión”.

“El punto de impacto no es lo que cuenta. Lo que importa son las lesiones internas y cuánto daño se ha extendido dentro del cráneo”.

El hospital seguirá emitiendo boletines diarios, independientemente si hay cambios o no en su estado de salud.