FOTO: Double R Racing

Sebastián Álvarez redujo distancias en la F4 Británica, luego de obtener tres podios en el circuito escocés de Knockhill, sede de la antepenúltima fecha del campeonato 2019.

Al subir al tercer escalón del podio en la jornada del sábado, y ser segundo en las dos justas del domingo, el integrante de Double R Racing llegó a 324 puntos en su cuenta personal, contra los 339 de su rival Zane Maloney, quien pese a ganar la primera justa de la agenda, finalizó octavo en la segunda y no participó en la tercera.

“Fue un buen fin de semana, aunque pudo ser mejor. Redujimos la brecha respecto al líder, pero hay mucho por hacer y restan dos fechas y seis carreras. Nada está definido y no vamos a bajar los brazos”, comentó.

Para el único evento que se celebró el sábado, Álvarez pasó de cuarto a segundo y persiguió al estadounidense Carter Williams, aunque Maloney se anotó una victoria que le dio ventaja de 47 puntos sobre el regiomontano.

Sin embargo, en la primera carrera del domingo, el piloto de Barbados tuvo daños en su monoplaza y no pudo luchar por el podio, quedando relegado a octavo. Al frente, Álvarez protagonizó una gran batalla con Josh Skelton y después se dedicó a atacar a Williams por el triunfo, aunque al pensar en la batalla por el título, manejó de forma inteligente y aseguró la segunda plaza.

El mexicano iba a arrancar tercero en la última prueba del fin de semana, pero una falla de motor en el coche de Maloney (que le impidió tomar parte del evento) lo promovió a segundo, un sitio que conservó para el resto del recorrido, siendo escolta de su coequipero Louis Foster y manteniendo a raya otra vez a Skelton.

FOTO: Double R Racing

Después de 24 rondas, el piloto de 22 años de edad llegó a 15 podios en el torneo actual; ocho los consiguió en las diez últimas pruebas y dos los convirtió en triunfos.

“Tres podios de tres carreras para Sebastián es un regreso fantástico, y especialmente con el campeonato cerrándose tanto, es esa consistencia de sumatoria la que necesitamos producir si vamos a ganar el título”, comentó el jefe de Double R, Anthony Hieatt.

Quedan seis competencias y 150 puntos en juego. El 28 y 29 de septiembre, Silverstone recibirá a la categoría británica para su penúltimo compromiso triple del año.