FOTO: Haas F1 Team

A la FIA no le cayeron en gracia los comentarios que Guenther Steiner hizo durante el Gran Premio ruso.

Después de que Kevin Magnussen terminara noveno en Sochi, el director del equipo Haas utilizó la radiocomunicación para mantenerlo animado, ante la penalización de cinco segundos que el danés recibió por transitar alrededor de un bolardo de manera incorrecta, cuando luchaba con Sergio Pérez. Esto le costó un lugar en la clasificación final.

El mensaje de Steiner, que no se reprodujo en tiempo real, incluyó la frase: “Si no tuviéramos a un comisario estúpido idiota, seríamos octavos. Tú sabes quién es el comisario. Lo conoces. Siempre es lo mismo. Simplemente no se vuelve más inteligente”.

Al no hablar de este caso de inmediato, los delegados de la FIA para el Gran Premio japonés (Tom Kristensen, Gerd Ennser, Dennis Dean y Yasuhiro Yodono) recibieron la encomienda de revisar el incidente, por lo que citaron a Steiner durante el receso entre los entrenamientos de este viernes.

Según el reporte de la Federación, Steiner confirmó que su comentario se dirigió a un miembro del panel de árbitros de Rusia y no tuvo objeción para que los comisarios de Japón se ocuparan del caso, a pesar de que Ennser presidió ambos grupos.

Si bien Steiner “lamentó su elección de palabras” y “no tenía la intención de que sus palabras se reflejaran desfavorablemente sobre los oficiales de la FIA del evento y el campeonato”, señalaron que fue “un insulto a los delegados y pone en tela de juicio sus habilidades e integridad”.

Por ello, se determinó que Steiner “causó daño moral a los oficiales de la FIA” y sus comentarios “fueron perjudiciales a los intereses del automovilismo”, haciéndose acreedor a una multa de 7500 euros.

La FIA tiene un Código Deportivo Internacional que incluye un código de conducta buena, que indica que los participantes no pueden usar palabras para “causar daño a la reputación de la Federación, sus organismos, miembros o gerentes” de cualquier campeonato a su cargo.

Los comisarios dijeron que el castigo era apropiado, dado que no se le habían impuesto sanciones previas a Steiner por un acto similar.

“Sin embargo, en el caso de violaciones futuras, puede ser necesario considerar si un equipo debe ser penalizado (con sustracción de puntos), junto con cualquier persona involucrada, con sanciones más severas (como prohibición de entrar al paddock por uno o más Grandes Premios)”, advirtieron.