FOTO: Racing Point F1 Team

Racing Point planea llevar una actualización importante a sus autos para el Gran Premio de Singapur, mientras apunta a finalizar la temporada de Fórmula Uno como el cuarto equipo más rápido de la parrilla.

La casa británica ha atravesado una renovación con el propietario nuevo, Lawrence Stroll, desde finales del año pasado, con el que a pesar de arrastrar los problemas económicos de la adminstración previa a la primera mitad del Mundial en curso, la inversión adicional le permitió avanzar con un programa sólido de desarrollo.

Después de arrancar el verano con actuaciones prometedoras, el paso siguiente es presentar una serie de elementos aerodinámicos nuevos a la carrera de este fin de semana.

Al reflexionar sobre los resultados de puntos en Bélgica e Italia que promovieron a Racing Point al séptimo sitio del Campeonato de Constructores, por delante de Alfa Romeo, el director del equipo, Otmar Szafnauer, dijo: “Esperábamos ser buenos en Spa, lo que sucedió. Esperábamos ser buenos en Italia. Y también esperamos ser bastante buenos en Singapur porque tenemos algunos trucos bajo la manga”.

Cuando Autosport le pidió una confirmación sobre si esto significaba una actualización, Szafnauer dijo: “Sí. Es otra actualización nueva. Una actualización grande”.

“Y de ahí en adelante, solo aprenderemos sobre el auto, tendremos la puesta a punto bien y estaremos en la parte superior de la parte media del grupo, donde estamos acostumbrados, y a la que diría que pertenecemos”.

Otmar Szafnauer (FOTO: Racing Point F1 Team)

Es así como Sergio Pérez espera que el equipo pueda seguir el paso positivo y contraatacar a McLaren y a Renault, en términos de ritmo, antes de la conclusión del Mundial, aunque para eso, necesitan encontrar ventaja de 0.3s sobre sus rivales, que han protagonizado una batalla muy competitiva durante el año.

El mexicano, quien ascendió a 13° en la tabla de pilotos con 27 unidades, se encuentra solo siete puntos detrás de Daniel Ricciardo y Alex Albon, quienes están empatados en la octava posición general. Será su novena aparición en Marina Bay, donde finalizó quinto en 2017 y ha puntuado en ocho oportunidades.

“Spa y Monza no fueron fines de semana fáciles, pero obtuvimos puntos importantes y parece que mi temporada ya está en marcha”, aseguró.

“El trabajo arduo en la fábrica está dando sus frutos y también estamos haciendo un trabajo bueno en la pista. Hay una gran sensación en el equipo en este momento: un ambiente agradable y entusiasmo por el resto del año”.