FOTO: Racing Point F1 Team

Sergio Pérez aseguró un espacio en las diez primeras posiciones del Mundial de Pilotos de Fórmula Uno por sexto año consecutivo, gracias a la séptima posición que consiguió en el Gran Premio de Abu Dhabi.

Gracias al rebase que hizo en la última vuelta sobre Lando Norris, el mexicano finalizó con 52 puntos, pese a las adversidades que tanto él como Racing Point enfrentaron desde el inicio de la campaña, la primera completa desde que Lawrence Stroll y su grupo de inversionistas adquirieron los activos de la organización con sede en Silverstone.

“Haber terminado dentro de los mejores 10 pilotos del mundo con el auto que tuve esta temporada, creo que hemos hecho un gran campeonato”, aseguró. “Entonces estoy contento por ello, porque como piloto siempre estuvimos ahí, especialmente en la segunda parte de la temporada”.

“La cantidad de puntos que conseguimos ha sido muy buena y hoy (ayer domingo) hemos tenido un gran día para cerrar con broche de oro esta temporada”.

Sergio no tuvo un año sencillo en áreas diferentes, como las calificaciones, en las que a pesar de vencer a su coequipero Lance Stroll en 18 ocasiones, tuvo un promedio de 13.2, el más bajo desde su año de debut, en 2011. Además, solo accedió al tercer segmento de las sesiones estelares de sábado en cuatro oportunidades.

Sin embargo, la capacidad de avanzar en el pelotón competitivo de los equipos de media tabla fue su fortaleza, considerando que el desarrollo del monoplaza RP19 se vio afectado en la concepción del mismo, es decir, en el verano del año pasado, cuando los problemas financieros de la organización eran delicados.

La mejora del nivel del coche, sumado a las arrancadas buenas y estrategias acertadas en varias carreras de la segunda parte de la temporada, le permitió al tapatío sumar 39 de sus 52 unidades, siendo quien más acumuló después del receso de verano.

“Regresábamos y sumábamos los domingos por alguna u otra razón”, afirmó. “El equipo ha hecho un gran trabajo sin tener un auto competitivo, creo que la cantidad de puntos que hemos conseguido ha sido muy buena, si consideramos la mala suerte que tuvimos en Sao Paulo, donde todos chocaron y hubo oportunidad de podio”.

“Pero fuera de eso, hoy (fue) un gran día para cerrar con broche de oro esta temporada y ya empezar el martes las pruebas para el año próximo”.

Es la séptima ocasión, de nueve posibles, que Pérez concluye dentro de la primera mitad de la puntuación de pilotos en la F1.