Newgarden, perseguido por O’Ward en Iowa (FOTO: Joe Skibnski/INDYCAR)

La posibilidad de otro podio, y otra pelea por su primera victoria en IndyCar, tendrán que aguardar un poco más para Patricio O’Ward.

El mexicano finalizó en 12º lugar la noche del sábado, en la segunda competencia que la serie realizó durante el fin de semana en el óvalo de Iowa, y que dejó a Josef Newgarden como ganador.

Aunque el bicampeón reinante de la serle lideró 214 de las 250 vueltas pactadas, el único que amenazó con arrebatarle el triunfo fue O’Ward, quien de entrada remontó de la 12º a la séptima posición en el arranque y, al adelantar su primer ingreso a pits, se ubicó en segunda posición.

Durante más de la mitad del recorrido, Newgarden y O’Ward estelarizaron una persecución tensa por el primer lugar, al grado de que sus rivales más cercanos se encontraban con media pista de desventaja en el óvalo de Iowa, que mide 7/8 de milla.

VER: Resultados

Sin embargo, la última detención en fosos acabó con las posibilidades de O’Ward, ya que un problema en el cambio de la rueda trasera izquierda y la coordinación mala para hacer que no se fuera a pista le hicieron perder una vuelta ante los contendientes.

“La mejor manera de resumirlo es ‘lo que pudo haber sido'”, mencionó. “Teníamos el ritmo; fuimos fuertes. Gané posiciones para pelear en el frente. Al final, no estaba destinado a ser para nosotros, pero vamos a seguir presionando para terminar con fuerza en Mid-Ohio”.

Quizá esto fue lo más significativo de la jornada, ya que Newgarden no tuvo problemas para agenciarse su primer triunfo de la temporada.

Su coequipero Will Power completó el 1-2 de Team Penske y Graham Rahal, desde la 15º ubicación de salida, se benefició de las banderas amarillas para completar el podio. Como escoltas estuvieron Simon Pagenaud, quien volvió a arrancar último, y Scott Dixon.

Pese al resultado, la actuación global del fin de semana demostró que O’Ward y ARROW McLaren SP pueden ser contendientes consistentes, si ejecutan una carrera a la perfección.

El mismo regiomontano finalizó cuarto en la competencia del viernes, aunque su última parada en fosos también le impidió llegar al podio, que correspondió a su coequipero Oliver Askew. El estadounidense tuvo suerte por los encadenamientos en la Carrera 2 para terminar sexto.

De esta forma, IndyCar completó seis de las 14 fechas de su calendario, el cual fue altamente alterado por la pandemia del coronavirus. Tras Iowa, Dixon lidera con 244 puntos, seguido de Pagenaud con 195, Newgarden con 191 y O’Ward con 162.

La ronda siguiente será en Mid-Ohio, el 9 de agosto.