FOTO: Andy Hone/LAT Images/Haas F1 Team)

Kevin Magnussen opina que su equipo puede recuperarse del rendimiento pobre de 2019 para evitar la “espiral negativa grande” que ocurrió en McLaren y Williams.

De cara al año anterior, el equipo más nuevo de la Fórmula 1 parecía listo para luchar al frente de la mitad de parrilla, pero su temporada se deshizo dramáticamente y terminó penúltimo en el Mundial de Constructores.

Incluso, al sumar 28 unidades, acabó más cerca de la cifra de Williams (uno) que del total de Alfa Romeo (57), que se ubicó en octavo lugar.

Aunque Magnussen acepta que ha sido “un momento difícil” para Haas, subraya que esto fue “la primera vez que el equipo ha retrocedido”. Por ello, el danés cree que no debería perder de vista sus logros anteriores.

“Los tres primeros años dimos grandes pasos adelante”, dijo a Autosport. “Tal vez no parece tan grande, pero en realidad pasar de octavo en los constructores a quinto en tres años es bastante bueno”.

“Toro Rosso, por ejemplo, nunca ha terminado entre los cinco primeros. Han ganado una carrera. Han subido al podio varias veces y nunca han estado entre los cinco primeros. Tercer año (de Haas, y culminó en los) cinco primeros, así que eso es impresionante. Y nadie parece darse cuenta de esto”.

“En general, ha sido un placer llegar a un equipo que estaba en ascenso en lugar de caer. Es una experiencia mucho más positiva: crecer, sentir el crecimiento y las mejoras, y la emoción de que todo esto esté sucediendo”.

Magnussen finalizó 16° en el Mundial de 2019 (FOTO: Andy Hone/LAT Images/Haas F1 Team)

“Entonces, este año, hemos dado un paso atrás y tienes la sensación de que está ocurriendo el mismo sentimiento, la gente comienza a dudar de sí misma. Pero creo que no hay razón para hacerlo. Es difícil esperar avanzar todo el tiempo”.

“Mientras no entremos en esta gran espiral negativa de que algunos de los grandes equipos han estado, como McLaren y Williams, donde se perdieron por completo y solo pasaron muchos años retrocediendo, no creo que eso suceda aquí”.

“Y esa es una de las cosas buenas de ser un equipo tan pequeño y joven. Creemos que podemos cambiar la situación más rápido y volver a la normalidad. Estoy muy seguro de que podemos hacerlo”.

Magnussen se unió a Haas en 2017, y para la temporada próxima seguirá junto con Romain Grosjean, quien ha sido parte de la alineación desde su debut en la F1.

Al igual que su coequipero, el francés asegura que Haas puede tomar su 2019 decepcionante con calma, siempre y cuando sean honestos sobre sus deficiencias.

“Todos debemos ser francos con nosotros mismos y decir: ‘Mira, ¿qué podemos hacer mejor? ¿Dónde podemos mejorar?'”, explicó. “‘¿Cuál era el área que no era la mejor? ¿Los pilotos, los ingenieros, gerencia, comunicaciones? ¿La cocina?’

“Todos en el equipo necesitan verse honestamente y ver qué podemos hacer mejor. Si todos podemos hacer eso, podemos mejorar”.