FOTO: MotoGP

Jorge Lorenzo habló ante la prensa por primera vez desde que los reportes sobre una salida posible del equipo oficial de Honda en el MotoGP surgieron.

El tricampeón de la clase estelar de la especialidad estuvo al margen de cuatro Grandes Premios después de fracturarse una vértebra en la práctica en Assen, que se produjo después de un accidente “aterrador” en las pruebas de Barcelona la semana anterior, que le lastimó la columna.

Durante su tiempo de recuperación, se supo que había explorado volver a Ducati tan pronto como en 2020, ante la imposibilidad de ser competitivo con la marca japonesa, aunque en última instancia, ratificó su permanencia con esta última.

Al ser cuestionado por este tema, Lorenzo indicó que que los dos incidentes de junio, y el conjunto de situaciones del último año, le generaron dudas a nivel personal.

“Solo puedo decirte que, obviamente, como ser humano, después de dos accidentes muy duros y grandes, especialmente el último en Assen, aunque tampoco pudiste ver mi accidente en Montmeló pero fue enorme … después del gran accidente que nunca sufrí en mi carrera, cuando hablas de lesiones en la espalda, se pone serio, sinceramente, comencé a tener dudas”, admitió.

“Dudas sobre mi vida, sobre mi carrera. Creo que es humano, es normal tener este tipo de dudas. Cuando comencé a sentirme mejor y más recuperado, estas dudas comenzaron a desaparecer, y el compromiso y el desafío que más o menos hace un año decidí asumir, reinicié para volver a estar convencido de eso”.

“El desafío de poder ser competitivos también con la motocicleta Honda de MotoGP, poder ganar con ellos al menos algunas carreras y poder ganar con tres motos (Honda, Yamaha y Ducati).

“Otra vez, después de recuperarme y sentirme mejor, sabiendo que esta lesión no creará problemas para el futuro en mi salud, otra vez sentí el compromiso de seguir con este desafío.

“Llamé a Alberto (Puig, jefe del equipo) y Honda y les dije que quería estar totalmente comprometido con el desafío”.

Lorenzo no quiso entrar en detalles sobre su futuro, sintiéndose confiado en que honrará su acuerdo con Honda en su totalidad.

Su agente Albert Valera le había dicho a Autosport en el Gran Premio austriaco que sería “complicado” para Lorenzo y Honda extender su relación después de 2020. Además, se entiende que ya ha estado en contacto con el equipo satélite de Yamaha, SRT Petronas, con respecto a un asiento potencial para 2021.

“Tengo un contrato de dos años. Hemos pasado por dificultades hasta ahora, pero firmé un contrato de dos años y me gustaría obtener resultados con esta motocicleta, como lo hice con el resto de las motocicletas que he estado en 17 años”.