FOTO: Scuderia Ferrari

Charles Leclerc ligó dos victorias consecutivas en el Mundial de Fórmula Uno y le dio su primer triunfo a Ferrari en el Gran Premio italiano desde 2010.

Siendo el único de los pilotos de la casa de Maranello en estar en la contienda por la victoria, el monegasco contuvo la presión de la dupla de Mercedes a lo largo del recorrido, aprovechando la superioridad de las velocidades en rectas y con algunas maniobras defensivas.

En la primera parte, Leclerc tuvo como desafiante a Lewis Hamilton, quien trató de ganarle la partida en la estrategia al adelantar su ingreso a fosos en el giro 19 y tomar el neumático medio.

Tras detenerse una vuelta más tarde y calzar el compuesto duro, Leclerc sobrevivió a un contacto con el británico en la segunda chicana durante el 23º giro que obligó al piloto de Mercedes a ir a la zona de escape, lo que le mereció una bandera blanca y negra al de Ferrari.

Más tarde, Hamilton volvió a acercarse a Leclerc cuando éste bloqueó las ruedas y cortó camino en la primera chicana, pero al no tener espacio libre, se contuvo otra vez.

A 12 giros del final, Hamilton bloqueó sus neumáticos desgastados y perdió el impulso, por lo que le cedió el segundo puesto a un Bottas que, tras detenerse ocho vueltas más tarde que Leclerc, erradicó una diferencia de seis segundos en la segunda mitad del Gran Premio.

Sin embargo, el finlandés cometió errores mínimos que le hicieron perder tiempo y, con ello, preparar una oportunidad de adelantamiento, con lo que se tuvo que conformar con la segunda posición, llegando a 835 milésimas de Leclerc.

Hamilton completó el podio, seguido de la dupla de Renault, equipo que obtuvo su mejor resultado conjunto en la era híbrida de la F1 al tener a Daniel Ricciardo en cuarto y a Nico Hulkenberg en quinto. El alemán mantuvo a raya a un Alexander Albon que se recuperó de una excursión a la grava en el comienzo, producto de un contacto con Carlos Sainz II, y de una sanción por cortar camino.

Sergio Pérez brindó otra actuación notable en Monza, al pasar de 18º a séptimo y anotarse seis unidades más a su cuenta personal, beneficiándose de un Auto de Seguridad Virtual que le permitió hacer su cambio de llantas y prevaleciendo ante luchas con Kevin Magnussen y Max Verstappen, a quien mantuvo detrás suyo en las 13 últimas vueltas.

El holandés, quien se repuso a una rotura de alerón en el comienzo, junto con el local Antonio Giovinazzi y Lando Norris, cerraron la zona de puntos, gracias a los problemas de otros rivales.

Sebastian Vettel finalizó en el lugar 13, después de una actuación desastrosa. Tras recuperar la cuarta plaza que Hulkenberg le quitó en el arranque, el alemán trompeó en las curvas Ascari en el sexto giro; al volver de manera insegura, golpeó a Lance Stroll, quien a su vez trompeó y, al retomar la marcha, desvió a Pierre Gasly a la grava. 

Vettel recibió un “pase y siga” de 10 segundos, en tanto que Stroll solo fue sancionado con un “drive through”; el canadiense cruzó la meta en 12º colocación.

Sainz, quien era perseguidor de los Renault, abandonó el Gran Premio porque su llanta delantera derecha no quedó bien ajustada después de su ingreso a fosos. Daniil Kvyat, quien heredó el sexto puesto del español, tampoco terminó por una falla de motor en su Toro Rosso, y Magnussen también se retiró por un problema hidráulico.

Con la etapa europea del Mundial 2019 completada, Hamilton tiene ventaja de 63 unidades sobre Bottas y de 99 ante Verstappen (284-221-185). Leclerc sube al cuarto sitio con 182, Vettel quedó con 169 y Pérez tomó la 13º plaza, con 27.

Singapur será el próximo compromiso de la F1, el domingo 22 de septiembre.