FOTO: Alberto Heredia

La Fórmula E recibirá el título de Campeonato Mundial a partir de su séptima temporada, ya que cumple con los requisitos que la FIA exige.

El Consejo Mundial de Deporte Motor de la Federación aprobó, mediante una votación en su junta más reciente, esta concesión, misma que se formalizó la semana pasada, cuando Jean Todt y el fundador de la serie, Alejandro Agag, firmaron el acuerdo oficial en París.

De esta forma, la FE se une a la Fórmula 1, el WEC, el WRC y al Mundial de Rallycross con este rango. Su nombre oficial desde 2020-2021 será “ABB FIA Formula E World Championship”.

“Siempre fue nuestra ambición el convertirnos algún día en un Campeonato Mundial de la FIA”, expresó Agag. “Todo lo que hemos hecho y entregado hasta este punto ha estado trabajando hacia este momento particular en el tiempo”.

“Conseguir la hazaña y obtener el estado de Campeonato Mundial de la FIA añade más credibilidad a lo que ya es una fórmula completa de carreras y un producto deportivo espectacular”.

Para que la FIA otorgue el título de Campeonato Mundial, una categoría debe tener un mínimo de cuatro constructoras competidoras y eventos en al menos tres continentes en un mismo año.

Todos los equipos utilizaron el paquete Spark-Renault en la campaña inaugural (2014-2015), pero la competencia de fabricantes se abrió para el torneo siguiente; desde entonces, un mínimo de ocho marcas distintas han participado y hoy son diez las inscritas, con nombres como Mercedes-Benz, Audi, Porsche y BMW.

La mayoría de las carreras se han realizado en Asia, Europa y América, en tanto que África se sumó desde la segunda temporada con Marrakesh. Las negociaciones para dar esta concesión llevaban tiempo, pero se prolongaron por cuestiones comerciales y de tarifas de inscripción de los equipos.

“El compromiso y la profesionalismo de esos fabricantes y sus equipos respectivos se refleja en la calidad de la lista de pilotos, que ha mejorado con cada temporada”, destacó Todt.

“Desde su primera carrera en Beijing en 2014 y con cada E-Prix posterior, la Fórmula E ha demostrado que el concepto de carreras eléctricas de vanguardia funciona. Agradezco sinceramente la Fórmula E como el Campeonato Mundial de la FIA más reciente”.