FOTO: Jaanus Ree/Red Bull Content Pool

Pese a las circunstancias, Hyundai se proclamó campeón de Constructores del WRC por vez primera en su historia.

Debido a la cancelación del Rally australiano, la casa coreana, con sede en Alzenau, Alemania, al superar por 18 puntos a Toyota, que esperaba aprovechar la última oportunidad para defender exitosamente el título que logró el año anterior.

“La cancelación del Rally Australia es la decisión correcta, considerando las circunstancias, y nuestros pensamientos están con los afectados por los eventos críticos en Nueva Gales del Sur”, comentó Andrea Adamo, quien en enero reemplazó a Michel Nandan como director del programa del equipo en el Rallismo Mundial.

“Desde el punto de vista deportivo, es increíble ganar nuestro título inaugural en el Mundial de Rallies de la FIA: este es el resultado de muchos años de arduo trabajo de todos en Hyundai Motorsport.

“Esta temporada ha sido increíblemente competitiva y dura, deseamos sin duda haber luchado hasta el final, pero todos podemos estar orgullosos de todos nuestros logros individuales como miembros del equipo para hacer de ésta una gran victoria colectiva”.

Desde su reaparición en 2014, Hyundai fue consolidando su programa de trabajo, finalizando tercero en el rankeo de equipos en 2015 y ligar subcampeonatos consecutivos de 2016 a 2018.

Aunque Thierry Neuville quedo segundo en el torneo por cuarta ocasión al hilo (y quinta en total), la temporada fue la más exitosa para la marca, al cosechar cuatro victorias (tres con el belga y una con Dani Sordo) y 13 podios. En el esfuerzo participaron Andreas Mikkelsen, Sebastien Loeb y Craig Breen, quienes terminaron en los lugares 4, 11 y 14, respectivamente.

“Desde el establecimiento de Hyundai Motorsport en 2012, hemos creado un equipo dedicado en nuestra fábrica en Alzenau, que ha trabajado incansablemente para lograr este objetivo”, indicó Scott Noh, Presidente de Hyundai Motorsport,

“Este es un logro colectivo, uno que compartiremos con la familia Hyundai en todo el mundo. También esperamos que sea el primer título de muchos más en el futuro”.

Hyundai es el cuarto fabricante en alzar la Copa de Equipos en los cuatro últimos años, después del éxito final de Volkswagen (2016) y la consagración de Ford M-Sport (2017) y Toyota (2018). La última vez que ocurrió esto fue hace dos décadas, con Subaru (1997), Mitsubishi (1998), Toyota (1999) y Peugeot (2000).