FOTO: NASCAR Media

Denny Hamlin sobrevivió a la amenaza de Ford y encabezó un 1-2-3 para Joe Gibbs Racing y Toyota en la edición 61 de las “500 Millas de Daytona”.

El tripulante del auto No. 11 trabajó con su coequipero Kyle Busch a lo largo de la prueba de este domingo, colocándose en la parte delantera del pelotón y evitando los accidentes generados en las últimas 50 vueltas. Aunque Joey Logano intentó atacar en el tiempo extra, Hamlin logró hacer diferencia, asegurando el triunfo en la carrera más importante de la NASCAR.

Busch y Erik Jones superaron a Logano en la última media vuelta para completar el 1-2-3 del equipo del ex entrenador Joe Gibbs, algo que ocurrió por primera vez desde 1997 con Hendrick Motorsports. Además, la tripleta honró a su presidente vitalicio, JD Gibbs, quien falleció en enero pasado.

Logano y Michael McDowell completaron las primeras cinco posiciones, en una jornada en la que 14 de los 40 participantes terminaron en el giro del líder y 19 terminaron. Aunque previamente se suscitaron incidentes menores, fue a 10 vueltas de la bandera a cuadros cuando Paul Menard y Matt DiBenedetto, quienes escoltaban a Hamlin y Busch, generaron una carambola de 21 coches, incluyendo al de Daniel Suárez.

Contrastando con las ediciones de los últimos dos años, el mexicano aprovechó la velocidad de su vehículo No. 41 para avanzar en el orden; en las últimas siete vueltas de la Etapa 1 pasó del 14º al cuarto lugar, mientras que en la segunda culminó octavo. Al momento del accidente, rodaba en 12º.

“Mencioné en la radio muchas veces que un accidente grande iba a pasar y quería asegurarme que estaría fuera de él”, dijo. “Con 10 vueltas para terminar, no es como si fueras a pasar el rato y esperarlo. Era tiempo de ir y, desafortunadamente, nos involucramos en el error de alguien más”.

Oficialmente, Suárez finalizó en 33º sitio mientras los usuarios de Ford, que eran los favoritos para la victoria, se involucraron en choques múltiples, entre ellos sus coequiperos de Stewart-Haas Racing, Kevin Harvick, Clint Bowyer y Aric Almirola.

El mejor representante de Chevrolet fue Ty Dillon, quien evadió los problemas para terminar sexto, por delante de Kyle Larson, Ryan Preece y Jimmie Johnson, quien sobrevivió a un golpe en la entrada a la zona de fosos a 42 vueltas del final. William Byron, ganador de la PP, también abandonó.

Para Hamlin, vencedor en 2016, es su primer triunfo desde agosto de 2017 (Darlington) y el 32º en su trayectoria. Él ha sido el autor de las dos victorias de Toyota en esta competencia. La temporada continuará el domingo próximo en el óvalo de Atlanta.