FOTO: Scuderia Ferrari

Sebastian Vettel y Charles Leclerc dejaron atrás la controversia que ocurrió en el Gran Premio ruso, después de sostener reuniones individuales con Mattia Binotto la semana pasada.

El monegasco trabajó en equipo con el alemán para que ambos se apropiaran de las dos primeras posiciones en el arranque de la competencia anterior, aunque no se defendió del tetracampeón cuando éste se colocó en el liderato.

La medida fue parte de un pacto hecho antes de la carrera, pero Vettel no devolvió el lugar cuando se le indicó que lo hiciera. Su abandono posterior, pese a ser por fallas mecánicas, influyó para que la casa italiana perdiera un resultado de 1-2.

Hablando este jueves, en el día de medios del Gran Premio japonés, Vettel restó importancia a las conversaciones con Binotto en Maranello.

“En general, todo está claro”, aseguró. “Por supuesto que (los periodistas) hablan entre ustedes. Hubo una conversación, pero también hubo otras conversaciones. No me preocuparía tanto por toda la historia”.

“Creo que también hubo cosas positivas en Rusia. Por primera vez este año tuvimos un ritmo muy, muy bueno en carrera para contener a Mercedes”.

“En las otras carreras podríamos haber estado delante aquí y allá, pero en general fuimos un poco más lentos. Así que hay cosas positivas y no tan positivas”.

Vettel, en reunión con ingenieros en Maranello, la semana anterior (FOTO: Scuderia Ferrari Press Office)

“Por mi parte, no puedo estar satisfecho con eso. Qué acuerdo hubo o no, o quién tiene la razón y quién no, tal vez no sea tan importante. Pero, por supuesto, recibí el mensaje en la radio para cambiar de lugar, y no lo hice. Y eso ciertamente no estuvo bien”.

Sobre si las reglas de órdenes del equipo ya estaban escritas en piedra, Vettel mencionó: “No sé, hay algunas piedras, pero no escribimos nada en piedra, no creo que sea necesario”.

También dejó en claro que las actuaciones de Leclerc no lo presionaron ni contribuyeron a ignorar las órdenes del equipo.

“No creo que hubiera sido diferente si alguien más hubiera estado en el otro auto”, comentó. “Charles está haciendo un trabajo muy bueno, pero en general creo que es, en primer lugar, una carrera contra uno mismo y luego contra los demás. En ese sentido, luché, como dije, para extraer lo que sé que tengo en mí”.

Aunque indicó que no se reunió con Vettel, la semana, Leclerc se limitó a decir, en la rueda de prensa de la FIA, que “todo está claro ahora”.

“Obviamente se sintió que fue un problema enorme desde afuera, lo que definitivamente no era así, pero ahora todo está bien. Creo que eso está claro desde el inicio de la temporada, necesitamos obedecer las órdenes del equipo”.

“La situación no estaba clara para los dos pilotos, al comenzar la carrera, y creo que eso es lo más importante. Entonces, hablamos al respecto y nos aseguraremos de que esta situación no vuelva a suceder en el futuro”.

FOTO: Scuderia Ferrari