Alonso recibió una multa de 30 puntos en Silverstone, después de que Honda eligiera instalar un nuevo motor y turbo más los sistemas de recuperación MGU-H y MGU-K en su auto después de la práctica del viernes.

El piloto dijo: “Tomamos algunas grandes decisiones en Silverstone en términos de ver esas penalizaciones como la preparación para esta carrera, y espero que haya dado sus frutos para poder ponernos en la mejor posición posible este fin de semana.

Actualmente, McLaren-Honda se encuentra entre los últimos equipos del campeonato, con dos puntos del noveno puesto de Alonso en Azerbaiyán.

El director de carreras de McLaren, Eric Boullier, añadió: “Estamos trabajando con Honda para mejorar nuestra fiabilidad y evitar incurrir en penalizaciones en la parrilla, especialmente en esta pista. Nuestro ritmo en Silverstone fue ligeramente mejor de lo que esperábamos en lo que se considera un circuito con mucha energía. Hungría es una propuesta completamente diferente, podemos poner a prueba lo mejor de nuestro auto y dar una lucha mayor.”