FOTO: Zak Mauger/LAT Images for Pirelli Motorsport

La Fórmula 1 pospuso los Grandes Premios de Holanda, España y Mónaco por la pandemia de coronavirus, lo que significa que el campeonato iniciaría tan temprano como en junio.

Ya que se espera que el impacto del brote del Covid-19 dure meses, los jefes de la categoría formalizaron este jueves el escenario que era factible desde hace algunos días: aplazar las tres competencias programadas para mayo.

Poco después, la Federación monegasca anunció la cancelación definitiva de su evento, por lo que será la primera vez desde 1954 que la categoría no visita el Principado de Montecarlo. El Gran Premio histórico tampoco se realizará.

Y es que el Club Automóvil de Mónaco explicó que las consecuencias de las restricciones de viaje, los cierres de fronteras al país y el impacto en los negocios locales hacen que la situación ya no sea “sostenible”.

Además, está la naturaleza de organizar un evento en las calles, con el armado y desarmado de pista, el tiempo que se requiere para hacer ambos procesos y la inviabilidad de la fuerza de trabajo y voluntarios, que suman más de 1500 personas.

“Para todos los aficionados, espectadores, socios y nuestros miembros, la Junta Directiva (del Club) desea expresar su arrepentimiento sincero de que estos dos eventos no puedan posponerse y, bajo ninguna circunstancia, será posible organizar estos eventos más adelante este año”, se indica.

En el comunicado inicial del organismo rector del automovilismo, la FIA, se expresó de nuevo que las decisiones fueron motivadas por el deseo de garantizar la seguridad de los competidores y los aficionados.

“Debido a la naturaleza continua y fluida de la situación de COVID-19 en todo el mundo, la FIA, la Fórmula 1 y los tres promotores (de las pistas) han tomado estas decisiones para garantizar la salud y la seguridad del personal viajero, los participantes en el campeonato y los fanáticos, que sigue siendo nuestro preocupación principal “, se explica.

“La FIA y la Fórmula 1 continúan trabajando estrechamente con los promotores afectados y las autoridades locales para monitorear la situación y tomar el tiempo apropiado para estudiar la viabilidad de posibles fechas alternativas para cada Gran Premio más adelante en el año, si la situación mejora”.

“La FIA y la Fórmula 1 esperan comenzar la temporada del Campeonato 2020 tan pronto como sea seguro hacerlo después de mayo, y continuarán monitoreando regularmente la situación actual de COVID-19”.

El primer Gran Premio después de Mónaco es el de Bakú, en Azerbaiyán, el 7 de junio, con Canadá programado para una semana más tarde.

La F1 ya eliminó el cierre tradicional de verano de agosto en un intento por utilizar ese espacio para reagendar tantas carreras como se pueda rescatar para la campaña 2020.