FOTO: Pirelli Motorsport

La Fórmula Uno está monitoreando el curso del supertifón Hagibis, el cual podría afectar la agenda de actividades del Gran Premio japonés.

Se espera que sea este sábado cuando la tormenta llegue a la costa este del país asiático y, por ende, la Prefectura de Mie, donde se ubica el Autódromo de Suzuka.

Pese a que el curso exacto aún es impreciso, se pronostican ráfagas de viento potencialmente peligrosas y lluvia pesada para la tarde del día antes de la carrera.

Por ello, este jueves, la FIA y la categoría máxima publicaron un comunicado breve en el que aseguran que se están tomando medidas para salvaguardar la integridad física de los asistentes al evento. Las carreras de Fórmula 4 Japonesa ya se cancelaron.

“Todo esfuerzo se está haciendo para minimizar la ruptura del programa de actividades de Fórmula Uno; sin embargo, la seguridad de los aficionados, competidores y todos en el Circuito de Suzuka permanece como prioridad máxima”.

“Todas las partes (F1, la FIA, la Federación local y los promotores de la pista) continuarán monitoreando la situación y ofreciendo más actualizaciones a su tiempo debido”.

En 2004 y 2010, tormentas de esta naturaleza obligaron a posponer la calificación del Gran Premio japonés para el domingo por la mañana.

El caso más reciente de modificaciones en el esquema de horarios fue en 2015, cuando por la lluvia, la calificación del Gran Premio estadounidense se aplazó para la mañana del domingo.