Alejandro Agag con miembros del Escuadrón de Bomberos de Santarém (FOTO: Extreme E)

Extreme E incluirá una región dañada en el estado brasileño de Pará en su calendario inicial.

Después de presentar una sede en la región en Groenlandia, y mientras se exploran ubicaciones en los Himalayas, desierto y una ubicación en costa de océano, la serie de carreras eléctricas todoterreno visitará, en 2021, una de las zonas que, en tiempo reciente, ha estado en la opinión pública por el incremento en los incendios y tala de árboles.

“Extreme E tiene como objetivo utilizar su posición de deporte revolucionario de clase mundial como una herramienta para destacar los problemas que enfrenta nuestro planeta y sus ecosistemas únicos, y hay pocos lugares más relevantes en ese sentido como la Amazonia”, declaró Alejandro Agag, fundador y CEO de Extreme E.

“Nuestra carrera se llevará a cabo en la región de Santarem en el estado de Pará, que ya ha sido deforestada y gravemente afectada por los incendios y nuestro objetivo es brindar apoyo, no solo a los bomberos profesionales dedicados, sino también a los residentes locales, que carecen de vehículos todoterreno, equipo especializado y capacitación mientras se esfuerzan por controlar la situación y proteger sus tierras”.

Agag también mencionó que tendrán apoyo de expertos independientes para contribuir a la protección del área, mediante la plantación de árboles, y la capacitación de personal de emergencia local.

Además, se están desarrollando planes para rastrear y monitorear el agua, los desechos y las emisiones de los equipos en cada lugar de la carrera, y se están considerando incentivos deportivos y financieros para aquellos que logran los resultados generales más bajos.

Francisco Oliveira, experto en conservación, y Carlos Souza, Investigador Asociado Senior en Imazon, institución local que monitorea los cambios en la selva y promueve el desarrollo sostenible en la Amazonia, asistirán a la serie.

“Con el apoyo de expertos independientes que conocen la Amazonia y sus presiones de adentro hacia afuera, traeremos un deporte con propósito a la Amazonia; el de generar conciencia y dejar un legado positivo que respalde los esfuerzos continuos de protección ambiental de la región”, afirmó Agag.