FOTO: Jasen Vinlove-USA TODAY Sports/Gaunt Brothers Racing

Daniel Suárez está consciente que 2020 será uno de los años más desafiantes en su trayectoria en la Copa NASCAR.

Este año, el regiomontano manejará para Gaunt Brothers Racing, organización que hará su primera temporada de tiempo completo y que lo tendrá como piloto único, sin coequiperos.

Sabiendo que es una organización joven, Suárez aspira a sentar las bases para hacer crecer este programa y convertirlo en uno ganador, con miras a la era técnica que se implementará en 2021.

“Siendo muy realistas, tenemos mucho trabajo”, comentó en teleconferencia de prensa. “Obviamente, si yo dijera que no vamos a tener posibilidades de ganar, no estaría aquí”.

“Este es un proyecto que va a tomar un poco de tiempo. Vamos a tener que ser un poco pacientes con las expectativas y trabajar desde abajo”.

“Estamos haciendo prácticamente un equipo nuevo, estamos tratando de hacer cimientos buenos desde abajo para poder mejorar poco a poco, para poder llegar eventualmente a ganar carreras y a pelear por campeonatos”.

El mexicano comparte la visión de su jefe nuevo, Marty Gaunt, quien busca consolidar un grupo de trabajo de calidad y que forme química productiva rumbo a 2021, cuando la generación nueva de autos se estrenará y dará oportunidades a todos los equipos para competir al frente de la parrilla.

Por ello, la campaña venidera le permitirá asumir un papel de liderazgo que siga los pasos de equipos como Furniture Row, que teniendo a Martin Truex II como titular único, se coronó en 2017.

“Esto no va a tomar un mes o dos meses, será un proceso, pero vamos a hacer un proceso ascendente, va a avanzar cada fin de semana, que es muy importante”, afirmó.

Asimismo, Suárez buscará una estabilidad que le ha faltado en su paso por la Copa, ante las circunstancias desfavorables.

Sus dos años en Joe Gibbs Racing se caracterizaron por cambios constantes en su grupo de mecánicos y en Stewart-Haas, no tuvo continuidad, ante la decisión de Gene Haas de reemplazarlo por Cole Custer.

“Los dos últimos años han sido difíciles para mi en lo personal, a veces por cosas que no podemos controlar; algunas veces las podemos controlar, pero a veces no”, expresó.

“Pero siempre he pensado que las cosas buenas les pasa a la gente buena. Hay mucha gente alrededor mío. Es por eso que estamos en esta posición ahora mismo, vamos a recuperarnos y a dirigirnos a la dirección correcta”. 

Aunque Suárez manejará toda la campaña con respaldo de Toyota Racing Development (TRD), no contarán con un “charter”, es decir, un lugar garantizado para todas las carreras, por lo que deberá buscar entrar a la parrilla cada fin de semana.