FOTO: Autosport

Charles Leclerc perdió un lugar en la clasificación final del Gran Premio japonés, después de recibir dos penalizaciones y puntos en su licencia.

Además del recargo de cinco segundos por ser responsable del accidente con Max Verstappen en la primera vuelta del evento, el monegasco recibió un castigo adicional de 10 segundos. ya que tardó en detenerse en la zona de fosos para cambiar su alerón delantero dañado.

Cuando la placa frontal izquierda de su ala se rompió, ésta se arrastró por el suelo durante el primer giro, ante lo cual, el Director de Carrera, Michael Masi, expresó preocupaciones de seguridad.

Ferrari le informó a Masi que Leclerc se detendría al final de la segunda vuelta; sin embargo, al ver que no perdía mucho tiempo, el equipo lo mantuvo en pista, hasta que la pieza se desprendió momentos después.

Las partes alcanzaron a golpear al Mercedes de Lewis Hamilton, desprendiendo su espejo retrovisor derecho y al McLaren de Lando Norris, irrumpiendo en el conducto de uno de sus frenos delanteros.

“Al no llevar el auto #16 a los fosos al final de la primera vuelta, inmediatamente después del incidente para una inspección de seguridad, cuando hubo daños claramente visibles y luego, al decirle al piloto que permanezca fuera por una vuelta adicional después de decirle al Director de Carrera lo contrario, el equipo creó una condición insegura en el circuito que evitó por poco un incidente mayor y también aumentó la probabilidad de incidentes adicionales después del anotado”, indica el reporte de la FIA.

A pesar de recuperar hasta la sexta posición, Leclerc fue degradado a séptimo, en una situación en la que el director de Ferrari, Mattia Binotto, admitió que su tardanza se debió al ritmo de su piloto.

“Lo que sucedió es que tenemos el daño y Charles es quien maneja y puede sentir el auto y cómo se comporta”, explicó. “Desde afuera vimos que el ala estaba rota, por lo que había que cambiarla en algún momento”.

“Él aún tenía el ritmo correcto, se quedó afuera, pero luego la FIA nos pidió que entrara por razones de seguridad e inmediatamente aceptamos la decisión, Los comisarios se dieron cuenta de que tal vez deberíamos haber venido antes y también hemos sido penalizados por eso”.

 

Por el golpe con Verstappen, Leclerc se hizo acreedor a dos puntos de sanción en su licencia. Originalmente, la colisión no se iba a investigar, pero los árbitros declararon que se revisaría después de la carrera. El holandés de Red Bull Racing abandonó más tarde.

“Si bien la pérdida de agarre delantero en el auto #16 causó el contacto y no fue intencional, esa pérdida de agarre en las proximidades del auto en el frente debería haber sido anticipada y permitida por el auto #16”, explica el veredicto.