FOTO: Scuderia Ferrari

Una escena de tensión nueva entre la dupla de Ferrari ocurrió en Brasil, donde pasaron de luchar por el podio a abandonar el Gran Premio brasileño.

Charles Leclerc rebasó a Sebastian Vettel durante las últimas vueltas del evento de este domingo, pero cuando el alemán intentó recuperar la cuarta posición por el carril externo, ambos hicieron contacto en la recta que dirige a la curva 4 del circuito de Interlagos.

Aunque Vettel se movió hacia su coequipero y desencadenó el choque, ninguno fue castigado, ya que los comisarios de la FIA determinaron que nadie tenía la culpa, porque ambos tenían la oportunidad de mitigar el riesgo de accidentarse.

Mattia Binotto, director del equipo, calificó la acción de “tonta”, pero afirmó que el accidente se analizará completamente hasta que regresen a Maranello, durante esta semana.

“Creo que hoy eran libres de pelear. Lo sabían”, comentó tras la carrera. “La razón de esto es que aseguramos el segundo lugar en el Campeonato de Constructores y estaban luchando por su posición propia en el Campeonato de Pilotos”.

“(Pero) ‘libertad para pelear’ no significa hacer acciones tontas, especialmente entre dos compañeros de equipo, entre los dos Ferrari. Para mí, hoy fue simplemente una acción tonta”.

Es la eventualidad más reciente con la que Binotto ha tenido que lidiar esta campaña, gracias al desempeño competitivo de ambos. Leclerc ha sumado siete PPs y dos victorias, con lo que rumbo a la final en Abu Dabi, el piloto de 21 años aventaja a Vettel por 19 puntos, en la lucha por la cuarta posición general.

Pese a que los dos pilotos se mostraron furiosos entre ellos por las radiocomunicaciones, luego se calmaron cuando hablaron ante las cámaras de televisión, respaldando la opinión de Binotto respecto a su relación.

“Creo que lo que puedo leer o escuchar es bastante diferente, en comparación con lo que puedo ver internamente”, dijo. “Es cierto que en Monza (donde Leclerc no cumplió con un acuerdo antes de la calificación) no fue una situación fácil de manejar”.

“Ellos tuvieron que aclararlo, hablaron juntos, cara a cara, abiertamente. Lo mismo sucedió después de Rusia (donde Vettel desafió un acuerdo previo a la carrera y una instrucción durante la misma)”.

FOTO: Autosport

“Hoy tienen una relación buena y van bien juntos. Ciertamente, lo que sucedió hoy puede no ayudar, pero no creo que haya un drama en absoluto. Lo veo más como una oportunidad para el año próximo para aclarar si es necesario”.

Leclerc declaró algo similar a Sky Sports después de la carrera, argumentando estar “bastante seguro de que somos lo suficientemente maduros como para dejar eso atrás”.

“Al final, los dos lo sentimos extremadamente por el equipo. Este es el resultado final, ambos autos no terminaron y eso es muy decepcionante. Para el futuro, dejamos eso atrás y seguiremos trabajando juntos”, comentó.