FOTO: Double R Racing

Sebastián Álvarez se quedó a un paso de asegurar el título de la Fórmula 4 Británica, que completó su temporada este fin de semana.

El mexicano llegó a Brands Hatch, ronda final del calendario, empatado en puntos con su rival Zane Maloney, quien a pesar de ganar la primera carrera del fin de semana, finalizó quinto en la segunda, lo que se combinó con un triunfo de Álvarez, el cual obtuvo en condiciones de piso húmero.

Para la gran final del domingo, el piloto azteca inició con ventaja de cinco unidades sobre el originario de Barbados; sin embargo, perdió tiempo en las primeras vueltas, antes de que un problema mecánico lo dejara parado en Druids.

Esto prácticamente selló la consagración de Maloney, quien pasó de cuarto a segundo en el comienzo y se benefició de una salida de pista de Louis Foster para asumir el liderato que, en parte gracias al encadenamiento que Álvarez provocó, se convirtió en victoria y, por consiguiente, en título.

“Hicimos todo lo que estaba en nuestras manos y luego vino el incidente que nos dejó fuera. Nos vamos con una gran temporada a cuestas y a pensar ya en el futuro”, dijo. “Agradezco a todos mi patrocinadores, familia y amigos por todo el apoyo en este gran año. Nos veremos pronto con otros retos”.

FOTO: Double R Racing

Si bien la diferencia definitiva entre ambos fue de 20 unidades, el año de Álvarez fue el más consistente de la parrilla, al conseguir cinco triunfos y 19 podios, sumando puntos en 26 de 30 competencias posibles. Además, contribuyó a que Double R Racing alcanzara el Campeonato de Equipos, luego de que su coequipero Foster concluyera tercero en el rankeo general.

“Realmente lo sentimos por Seb, ha hecho un trabajo fantástico este año, pero no se perdió este fin de semana para ser honesto, deberíamos haber acumulado 20 puntos más de Snetterton, por ejemplo, pero algunas cosas nos fueron en contra esta temporada”, reflexionó el director del equipo, Anthony Hieatt.

“Sin embargo, para el equipo, los mecánicos han hecho un trabajo increíble con un auto de F4 difícil que, a menudo, puede ser poco confiable”.

El otro mexicano participante en la F4 Británica, Mariano Martínez, quedó 12° en el campeonato, con tres séptimos puestos como mejor producción.

Maloney, en su primer año manejando monoplazas, es el cuarto piloto de Carlin en reclamar el título, dentro de las cinco temporada que se han celebrado desde que la categoría se inauguró.