FOTO: Arturo Vega

La Fórmula 1 se arriesga a que su generación nueva de autos sea más lenta que los Fórmula 2 en 2021, según el director del equipo Racing Point, Otmar Szafnauer.

La FIA y Liberty Media acordaron un cambio radical en su paquete de reglas con los equipos para el año próximo, que tiene como objetivo estrechar distancias en la parrilla y hacer que las carreras sean más emocionantes.

Pero aunque parte del incentivo es ayudar a equipos más pequeños como Racing Point a ser más competitivos, a Szafnauer le preocupa que las reglas tengan algunas consecuencias no deseadas.

En declaraciones a Autosport sobre si le gustaban o no los planes de 2021, Szafnauer dijo: “Debería. Pero mi temor es que estemos embruteciendo demasiado al deporte para que alguien pueda ganar cualquier domingo”.

“Si vamos seis segundos más lento por vuelta, ya no es Fórmula 1, Y antes de que se den cuenta, vamos a tener que reducir la velocidad de (los autos de) F2”.

“En F2, 2 millones de dólares comprarán un asiento, pero si no tenemos cuidado en 2021, esos autos F2 en los que gastas 2 millones serán más rápidos de lo que somos, con lo que estamos gastando 200 millones. Hay algo de malo en eso”.

En el final de la temporada pasada de F1 en Abu Dabi, el tiempo de la PP de Lewis Hamilton de 1m34.779s estaba 15 segundos por delante de la vuelta de Sergio Sette Camara en F2 (1m49.751s). El piloto más lento en la calificación de F1 fue Robert Kubica, quien con su Williams estableció 1m39.236s.

Pero la brecha entre los F1 y los F2 ha sido más corta en otros lugares; en Mónaco, hubo una diferencia de 10 segundos entre los tiempos de la PP, con Kubica solo siete segundos más veloz que el auto más rápido de la F2.

FOTO: Formula Uno

Szafnauer indicó que preferiría que la F1 fuera más estricta con su límite de presupuesto, para luego abrir las reglas de diseño y garantizar que los equipos puedan obtener un rendimiento óptimo.

“Personalmente, diría (que hay que fijar) un límite de presupuesto menor”, explicó. “Pero debajo de ese capital presupuestario, (hay que tener) libertad para desarrollar el auto como lo tenemos hoy. Entonces, si tienes un auto de presupuesto bajo, el tipo más inteligente gana”.

“Si tienes un diseño prescriptivo, entonces eres IndyCar y si alguien más gana, quizá tengan un mejor piloto, o equipo de ingeniería o lo que sea. Y eso no es lo que queremos. Hay otras fórmulas en el mundo que ya existen que son así, y ¿cómo les va?”

El jefe de Red Bull, Christian Horner, argumenta que la F1 debió introducir el tope de presupuestos, que se establecerá en $175 millones de dólares, antes de introducir las reglas nuevas para evitar que la temporada 2020 se convierta en una guerra de gastos.

Cuando se le preguntó si estaba de acuerdo con eso, Szafnauer respondió sobre el límite de costos: “(Es) quizá demasiado tarde, demasiado alto definitivamente”.

“Estoy de acuerdo con la opinión de que Horner mencionó que deberíamos tener el límite presupuestario antes de que las reglas cambien, así no hay un año de gastos elevados, que es el próximo año”.

“Lo habría escalonado un poco diferente: primero el límite del presupuesto y luego las reglas nuevas”.