FOTO: Autosport

La Fórmula Uno anunció un acuerdo, en principio, con el promotor local del Gran Premio de Miami, confirmando los planes de realizar una carrera en los alrededores del Estadio Hard Rock para 2021.

Originalmente se quería tener un evento en el área del puerto, pero la oposición local y las complicaciones de obtener permisos de autoridades varias obligó a trasladar la sede a las afueras del estadio del equipo de futbol americano de los Delfines de Miami, propiedad de la organización RSE Ventures, de Stephen Ross, habiéndose diseñado una pista que utiliza estacionamientos y terrenos propiedad del inmueble.

El martes por la tarde-noche, el vicepresidente y Jefe Ejecutivo de la franquicia, Tom Garfinkel, y el jefe comercial de F1, Sean Bratches, emitieron una declaración conjunta en el sitio oficial del Gran Premio de Miami, que dice:

“Estamos encantados de anunciar que la Fórmula Uno y el Estadio Hard Rock han llegado a un acuerdo en principio para organizar el primer Gran Premio de Miami de Fórmula Uno en el Estadio Hard Rock”.

“Con un impacto anual estimado de más de $400 millones (de dólares) y 35,000 noches de habitación, el Gran Premio de Miami de Fórmula Uno será un monstruo económico para el sur de Florida cada año”.

“Estamos profundamente agradecidos con nuestros aficionados, oficiales electos y la industria turística local por su paciencia y apoyo durante todo este proceso. Esperamos llevar el mejor espectáculo de carreras del planeta por vez primera a una de las regiones más emblemáticas y glamorosas del mundo”.

En su cuenta de Twitter, Garfinkel adelantó que la carrera se celebraría en mayo, un mes que actualmente incluye los Grandes Premios de Holanda, España y Mónaco.

El cambio requerirá el apoyo y requisitos de menos autoridades, en comparación del centro de la ciudad, aunque todavía necesitará el respaldo de la Comisión del Condado de Miami-Dade.

La Comisionada del Condado, Barbara Jordan, quien el mes pasado organizó una reunión de residentes locales que mostraban preocupacón por la carrera, compartió su oposición al evento.

El Jefe Ejecutivo de la F1, Chase Carey, ha enfatizado que construir el perfil de la categoría en Estados Unidos, a través de una carrera adicional en Miami o Las Vegas, sigue siendo una prioridad.

La carrera en Miami también ha resultado controvertida con otros promotores del Gran Premio, ante el modelo económico propuesto.