FOTO: Zak Mauger/FIA Formula 2

El primer día de la pretemporada de la Fórmula E no solo se caracterizó por las demostraciones iniciales de los nuevos vehículos Gen2.

La razón es la “temporada necia”, que conecta a la categoría eléctrica con la Fórmula 1, ya que trascendió este martes que los directivos de Red Bull están en conversaciones con Nissan para adquirir los servicios de Alexander Albon para correr en la Categoría Máxima el próximo año con la escudería Toro Rosso.

El británico-tailandés, quien es el único con posibilidades de quitarle el campeonato de Fórmula 2 a George Russell, no participó en la jornada inicial de pruebas en Valencia con la marca japonesa, señal de que las negociaciones entre ambas organizaciones pueden concretarse en las próximas horas.

“Alex es un piloto joven talentoso con mucho potencial y es cotizado”, indicó un portavoz de Nissan al sitio eracing365.

“Nosotros estamos en marcha con discusiones y no podemos hacer más comentarios al momento. Estamos enfocados en probar el auto y obtener los datos que necesitamos para prepararnos para la primera carrera”.

Albon, de 22 años, firmó con la fábrica japonesa para correr en la Fórmula E junto con Sébastien Buemi, dando continuidad a la relación laboral con DAMS, operación con la que ha sumado cuatro victorias en F2 en este año.

Sin embargo, la falta de opciones en Toro Rosso – desde la falta de puntos en la Superlicencia de Dan Ticktum hasta la llegada de Pascal Wehrlein a Mahindra Racing – han orillado al Dr. Helmut Marko, de quien se indica que está liderando las negociaciones, a ver la opción de Albon, quien fue patrocinado por Red Bull desde sus inicios en karting y hasta 2012.

Este movimiento iría a expensas de Brendon Hartley, quien ha reiterado la existencia de un contrato multianual con la casa de Faenza, pero que solo ha sumado dos puntos en el Mundial de F1, al finalizar en décimo sitio en Bakú y Alemania. Los siguientes días serán cruciales para ver cómo termina este nuevo capítulo del “Juego de las Sillas” rumbo a 2019.