FOTO:: Zak Mauger/FIA Formula 2.

George Russell se unió al festejo del 1-2 de Mercedes en el GP de Rusia del domingo pasado. No es para menos, ya que está muy cerca de alzar el trofeo de campeón de la Fórmula 2.

El británico ganó la Carrera Sprint disputada en el circuito de Sochi y finalizó cuarto en la Estelar; sin embargo, el abandono de Lando Norris en ambos eventos y la combinación de resultados dejó a Alexander Albon como el único de sus rivales con posibilidad matemática de quitarle la corona, misma que es menor.

Y es que en la prueba del domingo, Russell no se dejó intimidar por las condiciones cambiantes del piso para avanzar de quinto a primero al aprovechar el accidente entre Nicholas Latifi y Alessio Lorandi para superar, cuando terminó el periodo de neutraliazción, a Nirei Fukuzumi.

La lluvia que apareció en la segunda mitad del recorrido no le impidió perder ritmo; cuando ingresó a la zona de fosos, fue inalcanzable en condiciones de piso mojado, aunque reconoció que se necesitó mucha pericia para salir avante.

FOTO: Zak Mauger/FIA Formula 2

“Es increíblemente difícil cuando la lluvia comienza a caer, porque si la lluvia paraba y el sol salía, hubiera sido mejor quedarme en la pista y mantener las slicks”, dijo. “Fue una decisión tan difícil, y también cuando el Auto de Seguridad Virtual salió no sabía si detenerme o no, fui extremadamente afortunado de que nadie detrás de mí lo hiciera porque ellos hubieran ganado una cantidad enorme de tiempos por vuelta”.

Las posibilidades de Russell de coronarse ya habían tomado gran impulso durante el sábado, cuando cruzó la meta en Lando Norris se retiró por errores múltiples en los fosos, al estacionarse en el cajón equivocado y el neumático delantero derecho no fue ajustado.

El domingo, iniciando en las últimas posiciones, fue penalizado por acomodarse en un lugar incorrecto de la parrilla y además volvió a abandonar, en esta ocasión por una pinchadura que lo dejó varado en pista. Matemáticamente, el futuro titular de McLaren quedó eliminado de la contienda.

De esta forma, Albon quedó como adversario único de Russell, en especial tras su victoria en la Carrera Estelar; arrancando en quinto sitio, el tailandés remontó de la quinta a la segunda ubicación en cinco vueltas, antes de hacer su repostaje por la alta degradación que sufrieron los neumáticos supersuaves.

Albon buscará el título antes de partir a la Fórmula E (FOTO: Zak Mauger/FIA Formula 2)

Cuando el ciclo de detenciones terminó, se encontró con diferencia importante sobre Nyck De Vries, quien en el final perdió la segunda plaza ante Latifi. El domingo cruzó la meta en tercero, sin encontrar la oportunidad de quitarle el segundo puesto a Sergio Sette Cámara, por lo que su desventaja ante Russell quedó en 37 puntos cuando hay 40 disponibles para la fecha final, que se disputará en Yas Marina el 24 y 25 de noviembre.

“Matemáticamente, hay una posibilidad de que Alex tome el campeonato – no creo que hayamos visto un fin de semana de 48 puntos por parte de alguien”, destacó Russell.

“Alex tuvo un gran fin de semana aquí y logró 35. Siento que estamos en una posición buena pero cualquier cosa puede pasar, aún tenemos que ir a Abu Dabi con la misma mentalidad, pero estamos en una gran posición”.